Burjassot confirma que no tendrá servicio público de bicicletas hasta que se licite el contrato en septiembre

El servicio municipal de alquiler de bicicletas de Burjassot, Burjabike, lleva semanas interrumpido por desavenencias entre el Ayuntamiento y la empresa adjudicataria relativas al coste de mantenimiento. El problema es que el contrato no estaba suficientemente detallado y mientras la empresa opina que el Ayuntamiento ya ha “gastado” los servicios que había pagado, el Consistorio no opina lo mismo.

Aunque se trabajó en solventar ese aspecto, este se ha juntado en el tiempo con la licitación del nuevo contrato que no podrá ser hasta el mes de septiembre, por lo tanto, durante los meses de junio, julio y agosto, el servicio ha seguido -y seguirá- interrumpido ya que, según ha explicado el concejal del área, Emili Altur, “no se ha encontrado la manera técnica de que se pueda prestar el servicio durante estos tres meses hasta la licitación del nuevo contrato”.

“Se trata de una cuestión técnica y no de voluntad política”, ha aclarado Altur, quien ha explicado que la disposición por ambas partes es buena pero, al mismo tiempo, ha reconocido que la licitación sólo se puede hacer después de aprobar los presupuestos que está previsto que pasen por el pleno en los próximos días y, por lo tanto, el servicio no se podrá retomar hasta entonces.

Se da la circunstancia de que los tres meses de verano son los que menos usuarios utilizan el servicio por lo que desde el Consistorio confían en que las molestias sean las menos posibles mientras se licita y adjudica de nuevo el servicio de Burjabike.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *