Bielsa mantiene una reunión con los trabajadores del Hospital Militar

0
43

Representantes del sindicato UGT del Hospital Militar se han reunido con la concejala de Sanidad, Paqui Giménez y el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, para conocer los problemas que están atravesando los trabajadores, tras los movimientos empresariales del área de Manises.

El alcalde se ha mostrado firme al asegurar que “el modelo de gestión privada del Hospital de Manises está ocasionando unos efectos y consecuencias que no podemos consentir ni tolerar”, tras conocer las condiciones que padecen los médicos y enfermeros del Hospital Militar.

A la reunión han asistido representantes del sindicato UGT, cuya portavoz, Mª Jesús Marín, ha explicado que están imponiendo un sistema de gestión privada que mira principalmente por el beneficio de la empresa a costa de la salud y el servicio ciudadano.

Para los trabajadores, la Generalitat ha incumplido su promesa de mantener un personal estatutario de 130 personas, y están forzando a irse del centro a muchos trabajadores para poner a empleados de la empresa privada.

De igual manera, aseguran que hay una carencia de trabajadores y que están beneficiando a servicios de gestión privada para demostrar que es más eficaz.

Por ejemplo, han señalado que cuando hay intervenciones del doctor Cavadas, se paraliza la lista de los quirófanos para otros cirujanos.

Los trabajadores han asegurado sentirse “engañados, porque han incumplido las promesas que les hicieron” y se están derivando a los trabajadores a otros centros, provocando una escasez de plantilla que ya está empezando a tener sus efectos.

Así, en servicios prematuros denuncian que sólo existe una enfermera y ningún auxiliar de apoyo.

Desde el sindicato han recordado que el número de enfermeros que atiende el Hospital Militar no cumple los ratios admisibles. Por ejemplo, en la unidad de diabetes de Manises no hay enfermeras, y les obligan a desplazarse desde los centros de Mislata o Aldaia para prestar el servicio.

Del mismo modo, por carencia de médicos especialistas, explican que la empresa estaría obligando a los médicos de cabecera a prestar una atención que no les corresponde, o a dejar de derivar patologías a sus especialidades.

El alcalde y la concejala han coincidido en apoyar las reivindicaciones del colectivo de trabajadores y han afirmado que “seguiremos enfrente de un sistema de gestión privada que ve a los pacientes como clientes y que pervierte una atención que debería ser gratuita, universal y de calidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here