Ayuntamiento y vecinos consensuarán una alternativa técnica del proyecto de soterramiento planteado por Conselleria

0
34

En Burjassot no gusta el proyecto presentado por la Conselleria de Infraestructuras y Transportes para soterrar las vías del metro sólo en Burjassot, independientemente de Godella. Y no gusta porque las vías seguirían separando el pueblo a lo largo de 200 metros y no se suprimiría el paso a nivel de la calle Mariano Rivera, justo antes de llegar a la estación de Godella.
Por ello, los técnicos y los vecinos consensuarán una alternativa técnica que presentarán en la Generalitat en el menor tiempo posible. Así lo aseguró el concejal de Urbanismo, Pepe Ruiz, en el pleno municipal que rechazó, por mayoría, su propuesta de exigir a Conselleria el cumplimiento del protocolo firmado en 2007 y rechazar su última propuesta que, dadas las infructuosas negociaciones con Godella, había cedido y había presentado un proyecto de soterramiento sólo para el término municipal de Burjasot.

Al equipo de Gobierno no le gusta el nuevo proyecto porque no soterra las vías en todo el término sino que, los últimos doscientos metros deja el Metro en trinchera para que pueda salir en superficie, de nuevo, en Godella.

A EU no le gusta el proyecto, por esta misma razón, porque mantiene la división del casco urbano y el paso a nivel de la calle Mariano Rivera y porque se niega a que el municipio tenga que pagar el 50% de la obra.

Al Bloc tampoco le gusta el proyecto porque sólo modifica la fase tres, manteniendo las vías al aire y el paso a nivel y, por tanto, no elimina la peligrosidad que las vías generan en el casco urbano y porque, además, mantiene la fase dos del proyecto como estaba: desplazando la estación de Burjassot cien metros y recalificando huerta para poder financiar la obra.

El concejal no adscrito, Julio Talavera, se mostró de acuerdo con el planteamiento del equipo de Gobierno y calificó la nueva propuesta de Conselleria de “nueva burla” ya que no soluciona los problemas de las vías en el núcleo urbano ni hace mención a las alegaciones que el Ayuntamiento presentó a la fase dos del proyecto.

El grupo popular, por su parte, fue el único que se mostró de acuerdo no tanto con el proyecto en sí, sino con el paso adelante que se da en el soterramiento de las vías con esta propuesta de la Conselleria, pues consideran que es un buen punto de partida para proponer, con los técnicos municipales, una alternativa que convenga más al municipio.

Pese a todas estas discrepancias, el concejal de Urbanismo no consiguió que su propuesta de rechazo a la nueva propuesta saliera adelante porque la presentó de la mano de una exigencia a la Conselleria para que cumpliera el protocolo de 2007. Y con ese protocolo no está de acuerdo ni el Bloc ni EU mientras que el PP votó en contra porque no está dispuesto a rechazar de lleno la nueva propuesta de la Generalitat.

Ruiz aceptó la ‘derrota’ y anunció que, a partir de ahora, los técnicos municipales trabajarían en una modificación de ese proyecto después de escuchar a la Federación de Asociaciones de Vecinos y elaborar así una alternativa para presentar a Conselleria que recoja las exigencias del municipio que, en principio, pasan por el soterramiento integral y la eliminación de todos los pasos a nivel que existen en el término municipal incluido el de la estación de Godella que está levantada en término de Burjassot.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here