Anna Montañana colabora con 5 puntos y 6 rebotes en la victoria ante Polonia (63-78) que permite a España pasar a segunda ronda

0
68

La selección española venció a la selección local en su tercer encuentro del Europeo de Polonia (63-78), en una gran actuación de Sancho Lyttle (18 puntos y 7 rebotes) y de Alba Torrens (17 puntos). La ala-pivot de Alboraya, Anna Montañana, sumó 5 puntos y capturó 6 rebotes en los 34 minutos que disputó en este último encuentro de la primera fase en la que España acabó segunda.
Uno de los primeros objetivos de España en su último partido del primer grupo era recuperar las buenas sensaciones que se habían esfumado ante Montenegro. Un pabellón caldeado y el anfitrión como rival no eran los mejores condimentos para lograrlo, pero Alba Torrens es un antídoto ideal para el mal de la falta de rodaje y volvió a abrir el partido con un 2+1 tranquilizador. Retomar la tensión defensiva, minimizar los despistes en saques de fondo y finales de posesión y conseguir que Lyttle entrara en partido ante la gigantesca Kobryn eran objetivos iniciales que se fueron logrando de inicio con 4-9 para España y la nacionalizada participando activamente en ataque y en defensa.

Pero los triples de Dziwalska y Mowlik cambiaron la cara al partido aprovechando el roto generado en la pintura por Ewelina Kobrin, una enorme pívot que ha crecido bajo el amparo del seleccionador español en el Wisla de Cracovia y que obligó a su entrenador habitual a parar el partido ante la superioridad interior de la polaca (8 puntos, 7 rebotes). Silvia Domínguez agobiaba en defensa a Pietrzak y los brazos de Lyttle -la mejor ‘ladrona’ del equipo- tocaban todos los balones en la circulación polaca lo que ayudaba a España a correr, lo que es sinónimo de alegría para las de José Ignacio Hernández que empataban el partido a los nueve minutos de juego (16-16), una igualdad que se mantendría al final del primer cuarto con un triple espectacular desde su propia pista de Laia Palau, en lo que podía convertirse en el empujon moral que necesitaba la Selección para venirse arriba ante un rival muy peligroso con el marcador a favor (20-20).

VENTAJA EN LA GUERRA DE LAS ZONAS (11-17) 31-37
La presencia en pista de Luci Pascua, la rabia de Marta Xargay -que tardó menos de un minuto en quitarse la máscara protectora que lucía por prescripción médica ante el fuerte golpe sufrido en la nariz ante Montenegro- y la dirección de Elisa Aguilar dieron a España 5 puntos de ventaja (20-25). Sancho Lyttle volvió a la pista para robar dos balones consecutivos y un triple de Alba Torrens hizo explotar de rabia al banquillo español a cinco minutos para el descanso (26-32). Polonia se puso en zona, España respondió con la misma medicina y tras tres ataques consecutivos errados desde 6, 75 dos balones interiores a Alba Torrens y Sancho Lyttle permitieron a las españolas ganar los vestuarios manteniendo su prometedora ventaja en el marcador. Seis puntos que hacían soñar a la Selección con seguir recuperando las sensaciones positivas en la segunda parte del partido tras haber completado su mejor cuarto defensivo del torneo. 10 minutos en los que su rival sólo fue capaz de alcanzar los 11 puntos anotados. Ese es el camino.

AGUANTANDO LA EMBESTIDA LOCAL (19-13) 50-50
La temida salida polaca de vestuarios se hizo realidad. Si en su primera victoria, ante Alemania, las de Maciejewski destrozaron a su rival en un tercer cuarto primoroso y contra España repitieron el guión con una serie inmaculada de lanzamientos de media distancia repartidos entre sus cuatro jugadoras más importantes que daban la vuelta al marcador en apenas tres minutos firmando un parcial de 10-2. La defensa zonal de las locales ahogaba el ataque español y Luci Pascua se reveló como un antídoto efectivo sacando a pasear su buena mano desde cinco metros en tiros laterales. La quinta jugadora local, Szott, completó la fiesta en el Spodek con un inverosímil triple anotado a tablero aunque España respondía con la agresividad de Lyttle bajo el aro. Sólo la errática noche desde el tiro libre (10 de 16) impedía a las hispanas mantener su dominio en el marcador (44-43). Polonia volvió a refugiarse en una defensa zonal retando a las tiradoras españolas que no encontraban el aro desde larga distancia (3/13). Tuvo que aparecer la serenidad de Elisa Aguilar para acertar con un lanzamiento exterior que abría la defensa local encontrando los espacios necesarios para no perderle la cara al partido (50-50)

UNA QUINTA MARCHA PARA VOLVER A SONREIR (13-18) 63-78
La solidez defensiva de Luci Pascua recuperó para España la capacidad de mandar desde la defensa e imprimir una marcha más al partido. Una situación ideal para jugadoras como Alba Torrens o Marta Xargay que se repartieron aciertos en transición y desde larga distancia para provocar el tiempo muerto local en dos minutos (52-57). Los cinco minutos finales de partido comenzaron con dos robos de Lyttle y Xargay que descentraron a Polonia. España había recuperado la serenidad desde el tiro libre y los lanzamientos de media distancia de Aguilar dispararon las opciones de victoria (58-69). La eliminación de Kobryn por cinco faltas personales fue la puntilla para una Polonia que a tres minutos para el final acumulaba un parcial de 3-10 definitivo para la suerte del partido. España acabó de espantar sus fantasmas con otro triple desde medio campo de Laia Palau, recuperó sus puntos de referencia y mantiene intactas las opciones en el Eurobasket de Polonia. A partir del miércoles llegan los cuartos de final.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here