Agró considera “escandalosa” la subida de la Tamer y asegura que el tratamiento de residuos es “arcaico e ineficiente”

0
34

A pesar de que el argumento de la subida de entre un 110 y un 215% de la tasa de basuras que cobra la Entidad Metropolitana de Tratamiento de Residuos (Emtre) a los ciudadanos pasa por la necesidad de financiar un proceso que es beneficioso para el medio ambiente, el grupo ecologista AE-Agró advierte de que la subida es “escandalosa” y que el tratamiento de basuras que se hace en el área metropolitana de Valencia es “arcaico e ineficiente”.
Los ayuntamientos que conforman el Emtre, asumieron esta nueva tasa como un mal menor, “hartos de soportar el coste creciente y fuera de control en el tratamiento de los residuos metropolitanos, tecnológicamente arcaico y contaminador”, explican los ecologistas, y añaden que, trasladando la tasa a los contribuyentes parecía que los consistorios se libraban del “elevado coste de la prestación de un servicio de tratamiento de residuos ineficiente”.

Sin embargo, para Agró, parece que no se hicieron bien los cálculos iniciales si a los tres años de implantar la tasa, la Emtre se ve obligada a triplicarla. “O eso, o la gestión de la tasa es un desastre o han aparecido nuevos costes de tratamiento tres años después pero ¿cuáles?”, se preguntan desde la organización ecologista.

En ese sentido, señalan que con una administración transparente no surgirían estas dudas pero “como no es el caso, sorprende que este escandaloso incremento de la Tamer sirva para mantener un servicio de tratamiento de residuos sólidos urbanos ineficiente, más cercano a África que a las directivas de la Unión Europea”.

Agró se ha referido así a que el sistema actual de tratamiento de RSU, es de bolsa única, es decir, que no hay bolsa de residuos orgánicos; además, “las plantas de tratamiento son insuficientes; los vertederos se cierran por sentencias judiciales; llevamos toda una década compactando RSU y exportándolos a más de 200 kilómetros; no se incentiva la minimización y la ordenación de los RSU y los ciudadanos pagan igual generen más ó menos residuos, los ordenen o no” por lo que, para los ecologistas, al vecino “sólo le queda ahorrar agua”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here