Admitida a trámite la querella de la Emshi contra Emarsa por estafa y malversación

0
110

El Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia ha admitido a trámite la querella interpuesta por la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (EMSHI) contra los responsables de Emarsa y contra varias empresas por estafa, administración desleal y malversación de fondos públicos.
El magistrado Vicente Ríos imputa al apoderado y gerente de Emarsa, Esteban Cuesta, y al director financiero de la empresa, Enrique Arnal, así como a los responsables de las empresas Mantenimientos Valmasmark, Construcciones y Reformas Rocafort, Microprocesadores Valencia y Sofitec Informática.

Ríos considera suficientes “las muy notables diferencias entre conceptos facturados y materiales existentes”, “la reiteración de irregularidades” en las facturas, la coincidencia de personas en la representación legal de varias mercantiles, la ausencia de justificación para esas anomalías, y “la importancia de las cantidades económicas afectadas”.

La querella de la Emshi se produjo a instancias del PSPV, que había denunciado que entre 2003 y 2009, Emarsa adjudicó contratos “al margen” de la Ley de Contratos del Sector Público por un valor aproximado de 20 millones de euros.

En este sentido, el juzgado ordena recabar del Registro Mercantil las cuentas anuales de Emarsa desde 2004, junto con los informes de auditoría realizados por la empresa Mazars Auditores, y reclama las cuentas de las citadas empresas correspondientes a diferentes años.
Patrimonio de los imputados y contratos suscritos

También ordena que se proceda a averiguar el patrimonio de los imputados y de las entidades mercantiles citadas, y pide a la Emshi que aporte “la totalidad de los contratos suscritos por Emarsa con las entidades querelladas en los períodos de tiempo señalados” y las facturas “en las que se soportan los gastos”.

Otra de las exigencias del juzgado es la entrega de “los pagarés afectados” de las empresas Mantenimientos Valmasmark, Construcciones y Reformas Rocafort, Microprocesadores Valencia y Sofitec Informática.

Según el relato de hechos recogido en el auto, el responsable de mantenimiento de Emarsa, Juan José Sancho, certificó que las facturas entregadas por Construcciones y Reformas Rocafort “no se corresponden con las obras realizadas” en la entidad, mientras que aseguró no haber visto “nunca a nadie” de Mantenimientos Valmasmark.

Respecto a las empresas informáticas Microprocesadores Valencia y Sofitec Informática, Javier Pastor señaló que el número de elementos informáticos existentes en las instalaciones de Emarsa “era muy inferior” a los suministros reflejados en las facturas, algo en lo que coincide también la tasación efectuada por Indefa Ingenieros.

Por este motivo, el magistrado citará a declarar en calidad de testigo a Juan José Sancho, y al director de mantenimiento de esta entidad, José Enrique Lluch, así como a Javier Pastor, y a José Manuel Delgado, para que ratifique el informe de valoración efectuado en nombre de Indefa Ingenieros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here