Abierto un nuevo tramo de la carretera de Bétera entre Godella y Rocafort tras dos años de obras

0
95

La Diputación de Valencia ha abierto un nuevo tramo de carretera que “mejora la seguridad vial, la accesibilidad y la funcionalidad de la carretera de Bétera entre Rocafort y Godella”, tras concluir unas obras en la que ha invertido 9.681.000 euros y que se han prolongado durante dos años.
Las obras han consistido en la ordenación de acceso en la glorieta CV-310, desde el kilómetro 2+300 hasta la glorieta de la Bonaigua, y en el acondicionamiento de la CV-307 hasta Rocafort.

Según explican desde la Institución Provncial, las obras realizadas suponen una mejora sustancial para las comunicaciones de una parte muy importante del área metropolitana de Valencia en aspectos vitales como los accesos a varias poblaciones desde el by-pass y el aumento de la seguridad mediante la construcción de rotondas y un paso subterráneo, así como una buena señalización y la separación de tráficos diversos.

Igualmente, el proyecto establece una conexión de ejes nacionales y autonómicos (AP-7 con CV-35) y un enlace rápido entre varios núcleos urbanos importantes.

El paso por la reformada CV-310 fue restablecido el martes 28 de agosto con lo que se cumplía el compromiso que se fijó la corporación provincial con el fin de canalizar el tránsito en una zona con una intensa actividad escolar, por la existencia de tres centros educativos cercanos, antes de que comenzara el curso.

El acondicionamiento y mejora del vial ha mejorado las incorporaciones a la CV-310, ha conseguido aligerar el tráfico escolar y residencial y ha separado el tránsito de paso, ajeno a las urbanizaciones y poblaciones.

Para reducir el número de accidentes y agilizar el tránsito de vehículos separando el tráfico de largo recorrido del local y ciclista, se han construido dos rotondas y se ha creado un paso subterráneo de 798 metros en el tramo donde había una mayor conflictividad en el tráfico.

También se ha establecido una vía de servicio a cada lado de la carretera con el fin de evitar incorporaciones incontroladas y peligrosos giros a la izquierda.

16.000 vehículos al día

La CV-310, que conecta Godella con Torres Torres, soporta un tráfico diario de más de 16.000 vehículos –de los cuales un 6% son vehículos pesados- en el tramo comprendido entre la CV-31 y la A-7.

Este vial constituye uno de los ejes radiales de penetración a la capital valenciana, puesto que conecta las poblaciones de Torres Torres, Serra, Náquera y Bétera con Valencia y l’Horta Nord.

Además del tráfico de paso o de largo recorrido, la CV-310 soporta un importante tránsito local de acceso a numerosas urbanizaciones situadas en su entorno y acoge una considerable circulación peatonal y ciclista durante los fines de semana.

La carretera se enmarca en un espacio que alberga zonas residenciales como Campo Olivar, Santa Bárbara y Villas de Rocafort, además del Club de Tenis que se encuentra en las proximidades de la glorieta de Boniagua. Estos núcleos poblacionales se sitúan a ambos lados de la actuación.

Asimismo, la CV-307 que une Campo Olivar con Rocafort, es transitada por más de 10.000 vehículos diarios, de los cuales un 5% corresponde a camiones.

Actuaciones

La mejora de la funcionalidad de la vía se ha logrado con la ejecución de un paso inferior de 798 metros de longitud en el PK 1+455 y 2+253 y vías de servicio unidireccionales en ambos márgenes de la carretera para independizar el tráfico de medio recorrido de la CV-310 del generado por la urbanización Santa Bárbara y los colegios anexos.

El proyecto contempla también actuaciones destinadas a acondicionar y mejorar el trazado de ambos viales mediante la modificación de la sección en la carretera, dotándola de un sector de siete metros así como aceras y carriles bici entre el inicio de la actuación y el PK 1+360.

Las obras también recogen la construcción de una glorieta en el PK 0+760 para mejorar la intersección con la CV-307 de acceso a Rocafort y la construcción de nuevas aceras y un vial para ciclistas bici en uno de sus márgenes.

También se ha mejorado la intersección en las proximidades del cementerio de Godella con el fin de mejorar el actual acceso a los colegios a través de la calle Profesorado Español.

Por último, se han realizado tareas de ajardinamiento y acondicionamiento de terraplenes, desmontes y expropiaciones residuales.

El proyecto se ha completado con la iluminación de las intersecciones, las aceras y los carriles bici, así como la señalización horizontal, vertical y obras de balizamiento y drenaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here