Moncada y Alfara compartirán instalaciones deportivas y recursos para fomentar el empleo

0
32

Los ayuntamientos de Moncada y Alfara del Patriarca se han puesto manos a la obra para compartir, instalaciones, recursos y servicios con el objetivo de incrementar el bienestar de sus vecinos sin que se note en las arcas municipales. La colaboración se ha iniciado con temas concretos que pueden poner en marcha antes de que acabe el año aunque la idea es ir ampliando la bolsa de servicios mancomunados.
Los alcaldes de las dos localidades, Juan José Medina (Moncada) y Adrián Carsí (Alfara del Patriarca) han comparecido conjuntamente para anunciar los primeros acuerdos de esta colaboración que esperan sea duradera y fructífera con el objetivo, han dicho, de ahorrar recursos económicos sin escatimar en servicios al ciudadano.

Así, una de las primeras medidas será ofrecer una Escuela Permanente de Adultos (EPA) para los dos municipios si bien han recalcado que no cesarán en la exigencia a la Generalitat para que financie el servicio como corresponde. Además, pretenden incluir en la oferta la educación Secundaria en horario nocturno. En el capítulo de Educación, también han acordado hacer un frente común para que la Generalitat abra una sede de la Escuela Oficial de Idiomas en Moncada, en este caso, para lo cual, Medina ha ofrecido las instalaciones educativas de la localidad aunque también en este caso se exigirá a la Conselleria que asuma su responsabilidad para dotar el centro de profesores y recursos.

En cuanto al ámbito del empleo, en breve se firmará un convenio entre ambos ayuntamientos y la empresa municipal de Moncada, Pemsa, para que Alfara pueda disponer de una agencia municipal de empleo con el software que utiliza Moncada y que ya ha vendido a otros municipios. El objetivo es que los vecinos discapacitados de Alfara también puedan acceder al Centro Especial de Empleo que gestiona Pemsa así como que las ofertas de empleo de empresas privadas sean accesibles para los ciudadanos de ambas localidades.

Otro de los frentes en los que los dos ayuntamientos van a colaborar firmemente es en la defensa de la Vía Parque Norte como solución al tráfico pesado que transita por los cascos urbanos y en la exigencia de mejorar las comunicaciones en la zona. En ese sentido, van a iniciar conversaciones con el Ayuntamiento de Valencia y las pedanías del norte para que la línea 26 de la EMT pueda llegar hasta Moncada y Alfara.

Según Medina, muchos vecinos de Borbotó, Benifaraig, Poble Nou o Carpesa trabajan o estudian en Alfara y Moncada y, sin embargo, tienen que ir hasta la ciudad de Valencia para coger la Línea 1 de Metrovalencia si no disponen de vehículo privado multiplicando así la duración del viaje. Se trata de una cuestión de “cierta urgencia” y, por ello, ambos consistorios están dispuestos a sufragar el coste que suponga alargar la línea 26 de autobús urbano de Valencia hasta sus municipios.

Para mejorar también las comunicaciones, otro de los acuerdos a los que ya se ha llegado y que se concretará en breve es instalar dos paradas del servicio de alquiler de bicicletas de Moncada (MoncaBici) en término de Alfara. Una en la Universidad Cardenal Herrera-CEU y, otra, en el centro de la localidad.

Los dos cuerpos de Policía Local aumentarán su coordinación, sobretodo, en los controles rutinarios y, en un futuro, “quizá pueda ofrecerse un servicio mancomunado”, han reconocido Medina y Carsí aunque han precisado que la colaboración se hará en función de las necesidades futuras.

En cultura y deporte el objetivo es compartir las instalaciones y ofrecer una oferta conjunta para los vecinos de las dos localidades. Así, Alfara quiere que sus mayores, sobretodo, puedan acudir al cine por lo que subvencionarán sus entradas en el centro cultural de Moncada para que la entrada les cueste un euro como a sus vecinos.

En cuanto a la oferta deportiva, los dos ayuntamientos se coordinarán para incrementar su oferta con la del municipio vecino y coordinarán los precios públicos. Así, los ciudadanos podrán acudir a su ayuntamiento para matricularse en cursos que se hagan en cualquiera de las dos localidades. La idea es que, a final de año, se haga una liquidación de las tasas y “se arreglen las cuentas” entre los dos ayuntamientos. Lo mismo sucede con las instalaciones deportivas: mientras Moncada ofrece su flamante piscina cubierta, Alfara abre la puerta de sus frontones a los moncadenses ya que no disponen de estas pistas en su localidad.

En ese sentido, también se pretende que el equipo de Pilota de Alfara pueda usar la Ciutat de la Pilota de Moncada y ampliar su nómina de alumnos con los jóvenes de esta localidad ya que el club tuvo que marcharse a Borbotó al no disponer de instalaciones adecuadas para la práctica de este deporte.

Estas son las cuestiones con las que se inaugurará la cooperación entre ambos ayuntamientos aunque las ideas son múltiples y ambos alcaldes esperan poder aumentar la cartera de servicios mancomunados en otras áreas como servicios sociales, inmigración, juventud, etc. porque consideran que es la manera de “reducir costes” para los ayuntamientos sin escatimar en servicios a la ciudadanía e, incluso, incrementando estos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here