Aumenta en un 40% el uso del autobús municipal en lo que va de año

0
67

El uso del autobús ha experimentado un aumento del 40%, pasando de los 33.205 usuarios en enero a los 78.512 del pasado mes de mayo. Ahora el Ayuntamiento estudia la petición de los empresarios de abrir una línea que conecte con el polígono industrial. Para ello se mantendrán reuniones con los sectores implicados ya que esta línea funcionó tres meses en el año 2003.
La reducción de los intervalos de paso fundamentalmente ha sido la clave del incremento del uso del autobús urbano de Torrent con seis líneas en pleno funcionamiento. También ha influido, aunque en menor medida, la entrada en funcionamiento de la nueva línea naranja, que recorre gran parte del casco urbano hasta llegar a Parc Central.

Desde el pasado mes de marzo los vecinos del municipio tienen más opciones para desplazarse con transporte público. A las 5 líneas creadas se añadió una nueva: la Taronja, que recorre las zonas de la Ermita, Xenillet, Benisaet, El Molí, José Iturbi, Mestre Giner, Fray Luis Amigó, San Urbano, Ciudad del Deporte, Juan Carlos I, Padre Méndez y Ayuntamiento.

Esta nueva línea permite conectar el centro y casco antiguo de la ciudad con distintos barrios. En total tiene 20 paradas y con una frecuencia de paso de 30 minutos, a través de un microbús adaptado a las personas con movilidad reducida.

La línea Verde y la línea Azul han ampliado este año su recorrido hasta el Centro Comercial de Toll L’Alberca para los sábados y las vísperas de festivo, teniendo parada en el barrio San Gregorio y en Peones Camineros.

Sin embargo, en un plazo entre uno y dos años y medio, antes de la puesta en marcha del nuevo Hospital, este recorrido será diario. Además también se incrementa el número de la flota al incorporar un autobús nuevo en cada línea. Esto posibilita que ambas reduzcan sus tiempos de espera a 12 minutos.

En cuanto a las líneas Roja y Vedat, ambas han mantenido el mismo recorrido, ampliándose también la flota en un vehículo más y mejorando la frecuencia de paso a 20 minutos.

Por lo que respecta a la línea de verano, mantiene su recorrido y frecuencia de paso y se ha puesto en marcha estos días con la apertura de la Piscina del Parc Vedat.

La incorporación de nuevos vehículos ha permitido que todas las líneas mejoren su frecuencia de paso y el tiempo de espera se reducirá a casi la mitad.

De esta forma, los usuarios de la línea Azul o Verde, pueden coger el autobús cada 12 minutos, en lugar de cada 20 minutos; y los usuarios de las líneas Roja y del Vedat ya no tienen que esperar 35 minutos, sino que la frecuencia de paso de estas líneas estará entre 15 y 20 minutos. En cambio, la nueva línea Naranja comenzó con un tiempo de espera de 30 minutos, dado el recorrido tan extenso.

El concejal de Movilidad, Santiago Miquel, explicó hoy que gran parte del éxito del uso del autobús urbano se debe “a la mejora de los intervalos de paso de los autobuses que se han reducido en la mayoría de líneas, lo que posibilita una mayor utilización del transporte público.

También la entrada de nuevos vehículos ha permitido mejorar este servicio público al igual que las campañas de uso del autobús.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here