Alfara del Patriarca estrena con un concierto el piano recién restaurado del maestro Palau donado por la familia

0
156

El próximo jueves, dia 16 a las 20 horas, con un concierto organizado por el Ayuntamiento de Alfara del Patriarca, vecinos y visitantes podrán deleitarse de la restauración del piano que la familia del maestro Manuel Palau, compositor nacido en 1893 en la localidad, donó al municipio hace unos años junto a parte del mobiliario de su despacho y dos diplomas dedicados al célebre músico valenciano.

+ ¿Quieres saber más del famoso piano del Maestro Palau?

Datado en 1912, el piano volverá a lucir en las manos de un joven pianista de la localidad que interpretará piezas de Palau, según han confirmado a Hortanoticias.com fuentes municipales.

Se trata de Javier Obrer Valero que estudió en el Conservatorio Maestro Rodrigo de Valencia, y que tendrá el honor de ofrecer un concierto con el mismo piano que Palau componía en su casa. Está previsto que el recital con el que se reestrene el instrumento se celebre el próximo mes de agosto coincidiendo con las fiestas patronales de Alfara y, según explicó el alcalde, Adrián Carsí, la idea es que interprete obras del propio Palau y de Maurice Ravel.

El piano vertical, de decoración modernista, es de la marca Ortiz y Cussó y se fabricó, según el responsable de su restauración, hace cien años, en 1912, aunque, por la inscripción que aparece en su interior (Palau, 1938) parece ser que el compositor valenciano lo adquirió años después.

Los trabajos de restauración, que han costado algo menos de 3.000 euros, han consistido, entre otros, en la afinación y sustitución de cuerdas, apretar clavijas, pulido de los macillos, reparación de la maquinaria con el cambio de todos los ejes de macillos y básculas, etc.

Además se ha llevado a cabo una restauración completa del mueble de madera a manos de un ebanista ya que se encontraba en muy mal estado. De hecho, se ha sustituido la trasera del piano por otra nueva y se ha pulido y reparado todo el teclado que estaba desgastado y oscurecido por el uso y el deterioro.

Un profundo y minucioso trabajo de restauración que se verá culminado el próximo mes de agosto cuando de nuevo las manos de un pianista consumado arranquen del centenario piano las mismas notas que Manuel Palau compuso, frente a él, hace ya décadas.

Manuel Palau Boix (Alfara del Patriarca, 4 de enero de 1893 – Valencia, 18 de febrero de 1967) fue un importante compositor y pedagogo. Estudió en el Conservatorio de Valencia, del que fue después profesor de composición e instrumentación y finalmente, a partir de 1951, director. Había recibido en París lecciones de Ravel y Charles Koechlin y en la mayor parte de su obra se acusa esta influencia de los impresionistas franceses, que compensó con una inclinación por la lírica popular de la Comunidad Valenciana, que inspiró muchas de sus partituras.

Su labor de compositor fue extraordinariamente activa habiendo escrito un elevado número de obras de cámara, más de cien canciones, un concierto para guitarra y orquesta y dos para piano y orquesta; tres sinfonías y otras partituras corales, para el ballet y el teatro lírico. Obtuvo a lo largo de su vida innumerables distinciones, siendo por dos veces ganador del Premio Nacional de Música (en 1927 y 1945) y de otros muchos concursos. En toda su producción gravita tanto la sensibilidad de un músico que buscó la belleza en los cánones de los clásicos mediterráneos, como la preparación del musicólogo perfectamente enterado de la historia evolutiva de su arte.

Aunque parte de sus composiciones no son conocidas, algunas de ellas, como el mencionado Concierto para guitarra, la Marcha burlesca y Danses valencianes para orquesta; la Sonatina valenciana y los Breves preludios para piano, le definen como un compositor de las características antes indicadas. La labor de Palau en el campo del ensayo y la investigación musical fue importante, siendo director del Instituto Valenciano de Musicología y del Instituto Alfonso el Magnánimo de Valencia, habiendo exhumado numerosas partituras, obras polifónicas del siglo XVII y más de 1.500 motivos folklóricos, entre ellos la música completa del Misteri d’Elx, escribiendo numerosos ensayos y análisis sobre el tema.

Esta actividad no le impidió dedicarse a un constante estudio del fenómeno musical contemporáneo, atento a sus últimas realidades. Además de publicar muchos escritos sobre música antigua y actual, se ocupó de su problemática, pronunciando conferencias, dirigiendo a la orquesta la interpretación de las obras y publicando constantemente artículos periodísticos© Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here