Alboraya se plantea vender energía y agua, controlar el gasto público y reducir la plantilla para equilibrar sus cuentas

0
74

El Ayuntamiento de Alboraya ha presentado una serie de medidas, algunas de ellas novedosas, que contemplan la venta de energía y agua, el control del gasto público con la puesta en marcha de la Oficina de Control del Gasto y la amortización de hasta 19 empleados municipales para equilibrar sus cuentas municipales para los próximos años, según anunicó el alcalde de Alboraya, Manuel Alvaro.
Alvaro explicó que estas innovadoras medidas que el equipo de gobierno municipal quiere poner en marcha pretenden acometer una importante reducción del gasto y conseguir en 2010 “equilibrar el presupuesto y que será una de las máximas del equipo de gobierno en los próximos años”, según explicó el alcalde, Manuel Alvaro.

Alvaro explicó que el reto principal es adaptarse a la nueva realidad económica, con unos ingresos muy inferiores a los de los años anteriores, y mantener al mismo tiempo los servicios públicos, sin subir los impuestos.

Una de las primeras decisiones ya puesta en marcha es la creación de la Oficina de Control del Gasto para controlar diariamente la evolución del gasto a fin de cumplir el Plan de Saneamiento y para evitar desviaciones o incluso mejorar el ahorro.

Otra de las medidas novedosas planteadas por el equipo de gobierno para elevar los ingresos contempla la venta de energía solar con la instalación de placas solares en los edificios municipales. El consistorio de Alboraya estudia vender energía por valor de 90.000 euros.

El equipo de gobierno también ha solicitado a los responsables de la depuradora sita en Alboraya que compense al Ayuntamiento de Alboraya de forma que el mantenimiento de las instalaciones no suponga una carga a las arcas municipales.

Otra de las decisiones planteadas es la de poner en marcha una planta potabilizadora –el EMSHI estudia construir dos plantas en l’Horta- y volver a abrir dos pozos que no están en funcionamiento. Estas dos medidas podrían suponer unos 182.000 euros al año.

Pero además del incremento de los ingresos, el consistorio alborayense contempla reducir el gasto, eliminar arrendamientos, recortar partidas de protocolo, contratar y reducir servicios y sobre todo renegociando los grandes contratos que “afortunadamente”, según Alvaro, vencieron en 2008.

Entre las partidas que sufrirán una mayor reducción se encuentra la de gastos de personal en la que se han rebajado en 450.000 euros como consecuencia del plan de empleo aplicado por el Ayuntamiento que ha reducido la plantilla en 19 personas.

Las partidas de bienes y servicios se han recortado en 2.398.736 euros utilizando medidas como la autofinanciación, la comarcalización o la reducción de partidas como por ejemplo la partida de fiestas que se ha reducido en más de 350.000 euros. © Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here