La moneda social de Silla servirá de proyecto piloto para extender la iniciativa por toda la provincia

0
627

El Gallet es la nueva moneda social de Silla. A partir del 26 de noviembre, los vecinos de la localidad podrán inscribirse en la plataforma online de intercambio de bienes y servicios donde se usará esta moneda social como unidad de medida equivalente al euro aunque los gallets sólo funcionan virtualmente y no podrán cambiarse por euros. La iniciativa, a semejanza de los antiguos trueques, servirá como proyecto piloto ante la posibilidad de extender esta iniciativa de economía social por toda la provincia de la mano de la Diputación de Valencia.

Así lo ha explicado hoy el concejal de Participación Ciudadana de Silla, Salva Mestre, impulsor de esta moneda social, y el diputado de Transparencia, Berto Jaramillo. Este último se ha referido a la posibilidad de que sea la Diputación la que se encargue de la plataforma tecnológica que dé soporte a la red de intercambio de los municipios permitiendo a estos adherirse a la iniciativa con gastos mínimos para las arcas municipales.

Mientras llega esa posibilidad, que debe superar algunas reticencias jurídicas relativas a cómo compartir la plataforma entre diferentes entidades locales, Silla ha decidido lanzar individualmente la iniciativa que estaba desarrollando junto a un grupo de localidades que formaban parte del grupo promotor del proyecto entre los que se encuentran Beniparrell, Massanassa, Torrent, Xirivella, Moixent y València. Los alcaldes de los dos primeros municipios, Salvador Masaroca y Francisco Comes, también han asistido a la presentación de la iniciativa hoy en el salón de plenos del Ayuntamiento de Silla.

Funcionamiento fácil e intuitivo

En la práctica, el proyecto consiste en la creación de una página web a modo de red social donde los usuarios se darán de alta y ofertarán sus productos o servicios a los que asignarán un precio en gallets (teniendo en cuenta la equivalencia 1 gallet, 1 euro). Lo usuarios podrán comprar servicios o productos de otros con sus gallets y conseguir nuevos gallets con sus ‘ventas’.

Con el primer intercambio, el usuario recibe 300 gallets para empezar a funcionar en la plataforma donde podrá acumular hasta 600 galllets. Poner un máximo de gallets por persona se debe a que uno de los objetivos de la plataforma es fomentar el intercambio entre los vecinos y crear comunidad por lo que no tiene sentido permitir la acumulación de la moneda social.

Según Mestre, esta iniciativa puede ayudar a las personas más desfavorecidas a conseguir productos o servicios gracias a su propio trabajo o productos que ya tengan permitiendo que las familias puedan llegar a final de mes. La iniciativa no sólo es social sino que también favorece el reciclaje y la reutilización otorgándole una vertiente sostenible y medioambiental muy importante.

El catedrático Juan Ramón Sanchis, responsable de la Cátedra del Bien Común de la Universitat de València, que también ha asistido a la presentación, ha hecho hincapié en que esta moneda social se enmarca en las iniciativas de la economía social, una economía que pone los valores éticos, sociales y medioambientales por encima de la riqueza económica.

En ese sentido, Sanchis ha dicho que este tipo de proyectos resultan muy positivos porque no sólo tienen efecto multiplicador dado que se replican con mucha facilidad en otros municipios, sino que contribuyen a construir un círculo virtuoso que beneficie a vecinos, pero también al sector comercial o empresarial. El motivo no es otro que el poder que la iniciativa tiene, por un lado, para crear comunidad y estrechar lazos entre los vecinos y, por otro, cubrir unas necesidades a través del trueque liberando así parte del presupuesto familiar que podrá destinarse bien al ahorro bien al consumo en los comercios del municipio donde, gracias a haber estrechado esos lazos, los habitantes se sentirán más cómodos e integrados.

Aunque se trata de una iniciativa novedosa en la Comunitat Valenciana, este tipo de plataformas de intercambio con el uso de monedas sociales ya funciona en otras partes de España como Cataluña donde se dan diferentes proyectos similares, como ha recordado el cofundador del Instituto de la Monedad Social, Miguel Yasuyuki, asesor indispensable en todo el proceso de puesta en marcha del gallet.

También ha asistido a la presentación la directora de Caixa Popular de Silla, María José Bonifacio, quien ha explicado la iniciativa puesta en marcha junto a la asociación de comerciantes (AESI) y el Ayuntamiento para fomentar el uso de esta nueva red social de intercambio. Entre todas las personas que se den de alta y realicen un intercambio en los primeros días de funcionamiento del gallet, se sortearán 60 cheques de 50 euros para gastar en el comercio local.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.