El escultor Paco Prima no podrá ver la restauración de su monumento al agricultor de Silla tras fallecer el 20 de abril

574

El alcalde de Silla, Vicente Zaragozá, y el hijo del escultor Paco Prima visitaron el almacén municipal donde el equipo de restauración Noema ha realizado los trabajos de restauración del monumento al agricultor, que volverá a ornamentar Silla tras 25 años.

Silla Monumento al agricultorDesgraciadamente, el creador de la obra Paco Prima faltó durante la pandemia, concretamente el pasado 20 de abril, y no podrá ver terminada su obra y el nuevo emplazamiento.

En el ayuntamiento se ha reunido el equipo técnico del Ayuntamiento de Silla para perfilar los detalles de cómo será el acto de inauguración así como el homenaje y la exposición  que se realizará alrededor del escultor Paco Prima con la intención de que todas  las personas de Silla menores de 45 años, conozcan mejor el autor y su obra así como la importancia en la memoria colectiva del monumento al agricultor en la sociedad de Silla.

El monumento al agricultor fue construido allí el mes de agosto de 1975 y se invirtió en su instalación la cantidad de 1.800.000 pesetas de la época. Durante  20  años, el monumento presidió la entrada de la explanada del Parque, hasta que fue retirado para hacer las obras de urbanización de la plaza del Mercado Viejo y el alicatado del paseo de las palmeras. Terminadas las obras el monumento nunca fue devuelto a su lugar y se quedó en un almacén municipal, 25 años.

Un monumento progresista

El monumento escultórico está integrado por una escultura central de 2,40 metros de altura, labrada en bronce, representando la figura humana del agricultor en plena juventud, en posición erguida, manteniendo en la mano izquierda el clásico ligón; la mano derecha en la faja sobre la cadera, apoyando el cuerpo sobre la pierna derecha, flexionando la pierna izquierda y la cabeza girada mirando el horizonte con la mala cara por el cansancio y la luz.

Dos altos relieves de un total de 10 metros de largo por 2,45 metros de altura y 0,40 metros de espesor, con un peso de 32 toneladas de mármol blanco de Carrara, representando el pasado y el presente del pueblo de Silla.

El pasado es un alto relieve donde se plasma el momento socioeconómico y cultural, tomando como elemento fundamental la familia agrícola. En esta integración se representa el agricultor como único eje de la economía familiar labrando la tierra con el arado romano y el majestuoso caballo de cultivo valenciano.

La mujer está en actitud pasiva recogiendo el fruto del esfuerzo del hombre mientras el niño está en actitud de seguir la tradición del padre, único mundo que se le ofrece como perspectiva de futuro y de espaldas a cualquier otra alternativa existente en la sociedad.

En la narración del alto relieve del presente intervienen, como puntos de concordancia, los mismos elementos fundamentales que en el relieve anteriormente mencionado. Aquí la familia toma una representación menos integrada, más individualizada en cuanto a la personalidad propia de los personajes.

Los medios cambian. El agricultor sustituye el caballo y el arado romano por la pequeña mula mecánica. La actitud vigorosa del relieve anterior, surcando la tierra, queda representada por otra más cómoda y fría.

La mujer es representada en actitud activa y más independiente, mientras el niño camina inmerso en su propio mundo, que le permite vislumbrar mayores posibilidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.