Xirivella y Manises escenifican su unión contra la violencia en el deporte tras el altercado del partido de juveniles

0
1070

El pasado 15 de octubre, los equipos de Segunda Regional Juvenil de los clubes Sporting Xirivella y Sporting de Manises disputaban un encuentro en el polideportivo Ramón Sáez de Xirivella pero el encuentro acabó de manera insólita: con la Policía Local escoltando al equipo visitante para que pudiera abandonar las instalaciones con seguridad. Una imagen que ninguno de los dos clubes ni los ayuntamientos de ambas localidades están dispuestos a que se repita, por ello, han mantenido una reunión en la que han mostrado su repulsa conjunta a la violencia en el fútbol y en el deporte en general.

Los dos clubes se han comprometido a luchar contra las actitudes violentas e intimidatorias como las que se vivieron en ese encuentro, cuando la Policía tuvo que escoltar al equipo visitante hasta la salida del polideportivo por los intentos de agresión en los vestuarios. “Unos hechos considerados como muy graves y que dañan la deportividad que los clubes intentan fomentar a través del fútbol”, aseguran.

Según el comunicado emitido por el Sporting de Manises al día siguiente, varios jugadores del Xirivella, junto a un grupo de aficionados, se encaró con sus jugadores y llegaron a entrar al vestuario para “agredir tanto a los jugadores como al entrenador y al delegado del equipo”. El árbitro, informado de lo sucedido, avisó a la Policía Local para que escoltara al equipo visitante hasta la salida del polideportivo.

Tras este grave episodio, los alcaldes de Xirivella, Ricard Barberà, y de Manises, Jesús Borrás, decidieron impulsar esta reunión que se ha celebrado en Xirivella y a la que han asistido la presidenta de la Sporting de Manises, Encarna Román, y el vicepresidente del Sporting Xirivella, Juan Izquierdo además de los concejales de Deportes de los dos municipios, Rubén Langa (Xirivella), y Adrián Rodríguez (Manises).

El alcalde de Xirivella, Ricard Barberà, ha anunciado que reforzará la presencia policial en los próximos encuentros entre los dos clubes y que se hará un seguimiento de cerca “para garantizar que tanto los jugadores como la afición disfruten de la deportividad y del buen ambiente del fútbol”.

Por su parte, el alcalde de Manises, Jesús Borràs, ha explicado que “el fútbol tiene que ser sinónimo de deportividad, de superación y de buena relación entre compañeros. Hacemos un llamamiento para potenciar el juego limpio y rechazar la violencia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here