Xirivella incrementa la superficie comercial permitida a un máximo de 1.500 metros cuadrados

0
69

El pleno del Ayuntamiento de Xirivella ha aprobado una modificación del Plan General de Ordenación Urbana por el que se incrementa la superficie comercial máxima permitida de los 800 metros a los 1.500 metros cuadrados. La iniciativa, propuesta por una mercantil valenciana con dos supermercados en el municipio, ha salido adelante con los únicos votos a favor del PP.
Desde la oposición se ha criticado, sobretodo, la premura en la aprobación de esta modificación del Plan General, pues la propuesta de la empresa llegó apenas una semana antes de que el equipo de Gobierno la elevara al pleno municipal. Los tres grupos de la oposición (EU, PSPV y Compromís) lamentaron además que el PP prefiera, según su opinión, defender los intereses de empresas privadas que de los vecinos.

Entre los argumentos esgrimidos, los tres portavoces hablaron de la falta de un modelo urbanístico y de ciudad claro por parte del equipo de Gobierno previo a modificaciones puntuales de este tipo que pueden afectar al tejido comercial del municipio. De hecho, el portavoz del PSPV, Josep Soriano, insistió en que permitir incrementar la superficie comercial de las grandes distribuidoras perjudicará al pequeño y mediano comercio local.

Por su parte, EU señaló que esta permisividad podría suponer el desmantelamiento de las dos tiendas a pesar de su poder vertebrador en los dos barrios donde están ubicadas. El portavoz, Joan Antoni Pérez, preguntó al respecto “¿cuál es el beneficio para los vecinos?” si se acepta una propuesta de una empresa privada “sin ninguna contraprestación” como el compromiso de nuevos puestos de trabajo.

Sin embargo, desde el equipo de Gobierno, el portavoz del PP, Guillermo Garrido, argumentó que los 1.500 metros cuadrados de máximo que se introducen con esta modificación puntual quedan lejos de los 2.500 m2 que permite la ley autonómica y señaló que el máximo de 800 metros “es muy antiguo” pues se remonta a la fecha de la aprobación del PGOU de Xirivella, en 1986.

Además, señaló que se trata de una medida que permitirá, al contrario de lo que opinó la oposición, “consolidar” las dos tiendas existentes en el municipio en esos barrios, además de legalizar una de ellas que tiene más de 800 metros y permitir su modernización. En ese sentido, Garrido destacó que estas superficies comerciales son una locomotora económica allí donde se ubican pues generan afluencia de personas que beneficia, también, al pequeño comercio.

Finalmente, la modificación puntual se aprobó con los votos a favor del PP y los votos en contra de los concejales del PSPV, EU y Compromís.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here