Xirivella aprueba las nuevas ordenanzas municipales que permitirán ingresar 200.000 euros más

1
610

El pleno del Ayuntamiento de Xirivella ha aprobado las ordenanzas fiscales del 2018  con el objetivo de equilibrar los presupuestos del año que viene y poder así garantizar todos los servicios municipales. Según han señalado desde el equipo de Gobierno, las modificaciones en los impuestos y tasas permitirán ingresar 200.000 euros que compensará la bajada de ingresos del Estado y la bajada en la recaudación de las plusvalías como consecuencia de la modificación de la ley.

En este sentido, se incrementa el coeficiente del impuesto de bienes inmuebles (IBI) en un 2 % y pasa al 0,67. Eso se traducirá en una subida de entre 1,15 y 10 euros al año. Los inmuebles con valores catastrales superiores a 200.000 euros no destinados a vivienda pasarán a tener un coeficiente del 0,86.

Además, los coeficientes de situación del impuesto de actividades económicas (IAE) suben un 0,15 por ciento y se sube un 3 % las plusvalías. Paralelamente, hay una subida de 25 céntimos de la tasa mensual por metro cuadrado de los puestos del mercado del jueves (de 2,7 a 2,95 euros).

Por otro lado, se ha aprobado una ampliación del periodo de bonificación del 50 por ciento del impuesto sobre vehículos eléctricos e híbridos, y pasa de uno a tres años.

El equipo de Gobierno, formado por Compromís, Sí Se Puede i PSPV-PSOE, confía que estas ordenanzas permitan equilibrar los presupuestos.

Como explica el alcalde, Ricard Barberà, “nuestra sociedad no puede funcionar sin impuestos. Se han aumentado de manera progresiva, es decir, quien más tiene, más paga. El incremento para las casas particulares no superará los 4 euros de media. A pesar de este aumento, Xirivella continuará por bajo de la media de la comarca en lo que se refiere a este impuesto. Se trata de una subida responsable y ajustada para garantizar los servicios a la ciudadanía de Xirivella”.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Rubén Langa, considera que “la política impositiva del Ayuntamiento de Xirivella está de acuerdo con la realidad social de nuestra población. Xirivella es un pueblo de personas trabajadoras y por eso necesitamos tener unos servicios públicos con precios que garanticen el acceso de todo el mundo y que la presión fiscal sea la adecuada a los ingresos de las familias. Los principales incrementos están dirigidos a los que más tienen: empresas que facturan más de un millón de euros e inmuebles con valor catastral de más de 200.000 euros con usos diferentes en la vivienda”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here