Quantcast

Vecinos de la Colonia Militar denuncian plagas de ratas y pulgas en viviendas convertidas en vertederos

coloniavertederoVecinos de viviendas colindantes de la Colonia Militar de Paterna advierten de la presencia de ratas y pulgas en el interior de las antiguas casas de los militares en los que se acumula basura y desperdicios, según ha denunciado el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Paterna, que lleva desde el pasado mes de agosto emplazando al alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, a llevar a cabo la finalización del derribo de viviendas que no están en situación de ser habitadas en la antigua Colonia Militar, actuación cuya segunda fase de ejecución está pendiente desde el cambio de gobierno.

En febrero de 2015, todavía bajo el gobierno del Partido Popular, el Ayuntamiento de Paterna asumió de manera subsidiaria la primera fase de la actuación, que consistió en el derribo de 27 viviendas de la antigua colonia militar, concretamente en el entorno de las calles General Cialdini, General Palafox y General Dolz, por ser las que se encontraban en una situación de mayor deterioro con el objetivo de evitar riesgos para la seguridad de cualquier persona que pudiera acceder a su interior.

Se trataba de viviendas que no reunían las mínimas condiciones de habitabilidad necesarias y no se encontraban ocupadas por ninguna familia ya que previamente el gobierno del Partido Popular desarrolló una actuación de rehabilitación en una decena de viviendas de La Coma, aprovechada para ubicar a las últimas cinco familias que habitaban legalmente en viviendas de la colonia militar. Tras esta actuación quedaron todavía otras viviendas que, sin contar con las necesarias condiciones de habitabilidad, se encontraban entonces en una situación algo mejor por lo que se emplazó al propietario de las mismas a acometer directamente el derribo.

“Transcurridos ya más de ocho meses de gobierno socialista, el problema no sólo persiste, sino que se ha agravado”, critican desde el PP. Los vecinos advierten que las viviendas se han degradado hasta el punto que algunas están ya medio derruidas y se han convertido en auténticas escombreras y vertederos en los que las pulgas y las ratas campan a sus anchas.

Desde el Grupo Municipal Popular se insta al alcalde a “tomar el toro por los cuernos y si es necesario plantarse ante la Generalitat Valenciana para exigir una solución de consenso entre ambas administraciones”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *