Varios trabajadores de la empresa de limpieza presentan cuadros de ansiedad ante prácticas “de amedrentamiento”

0
56

EUPV de Xirivella ha calificado de “inadmisibles” las excusas que ha dado Limpiezas Ballester para poner detectives que vigilen a las trabajadoras del Comité de Empresa y ha preguntado tanto al alcalde, Josep Soriano, como al concejal delegado encargado de la limpieza de los edificios municipales, José Luis Cuenca, cuál es su interés para mantener el contrato con dicha empresa.
El portavoz municipal de EUPV, Joan Antoni Pérez, ha denunciado que ya son varios los trabajadores de la contrata y del polideportivo que presentan cuadros de ansiedad por “el amedrentamiento que está ejerciendo Limpiezas Ballester contra su Comité de Empresa y contra quienes les apoyan por reivindicar derechos básicos de los trabajadores. Nos tememos que el capítulo del detective forme parte de la misma estrategia de amedrentamiento”.

Asimismo, Pérez ha manifestado que “no se puede justificar de ninguna manera la violencia ejercida contra el Comité de Empresa”.

Desde EUPV se preguntan si el alcalde o algún otro concejal socialista era conocedor de la existencia de dicho detective, el cual ha utilizado técnicas totalmente “inadmisibles”, especialmente, en una contrata que trabaja para un Ayuntamiento progresista como el de Xirivella.

El portavoz de EUPV ha señalado que “le hemos preguntado por enésima vez al alcalde qué piensa hacer en este asunto ya que es su grupo el que tiene las competencias en cuanto a la limpieza de los edificios municipales, y le hemos pedido que recupere el servicio, y su única respuesta ha sido el silencio”.

Según EUPV, resulta “inaudito” que Limpiezas Ballester se escude en los incidentes ocurridos en el polideportivo para justificar la contratación de un supuesto detective privado cuando éste seguía a la limpiadora fuera de dichas instalaciones e incluso intentaba entrar en su domicilio privado.

Con lo cual “cae por su propio peso la versión dada por la empresa ya que no tiene sentido poner un detective a vigilar a una trabajadora fuera del polideportivo por unos incidentes ocurridos dentro del mismo”. Además, desde EUPV se ha criticado la actuación del supuesto detective, ya que en ningún momento hizo nada por ocultarse de la empleada a la que seguía, llegando incluso a pegar su vehículo a la parte trasera del coche de la limpiadora, según ella misma ha relatado.

“Todo apunta a que el verdadero propósito del supuesto detective era amedrentar a la empleada por su labor como delegada sindical”, han señalado desde EUPV.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here