Quantcast

A gos flac, tot són puces

Un dicho valenciano dice que ‘A gos flac, tot són puces’. Y eso es lo que le viene suciendo al Valencia CF este año. El partido ante el Sevilla CF no fue una excepción. El gol de Garay en propia puerta o el paradón de Sergio Rico en la última jugada del partido evindencia que esta no es la temporada del Valencia CF,, que encadena cuatro partidos sin ganar y se asienta en la parte baja de la tabla.

valencia-cf-sevilla-cf-nani

Los sevillistas, sin hacer un buen partido, sumaron tres nuevos puntos gracias a su efectividad en sus pocas ocasiones de gol, mientras que el equipo che, que trabajó mucho, fue incapaz de aprovecharse de ello.

Salió el equipo levantino con una marcada defensa de cinco futbolistas con la que atosigar las entradas del rival por las bandas y también tapar los centros al área.

El Sevilla, por su parte, alineó también a tres centrales y dos jugadores, Pablo Sarabia y Sergio Escudero, con vocación de profundizar por los extremos.

El preparador del conjunto visitante, el italiano Cesare Prandelli, confío con ese sistema defensivo en cansar al rival y que sus dos hombres más adelantados, Rodrigo Moreno y el portugués Luis Carlos Almeida ‘Nani’, se aprovecharan de la despoblada zaga rival.

Con esa disposición transcurrió el partido sin que el equipo que entrena el argentino Jorge Sampaoli supiera desbordar al Valencia ante lo complicado de superar sus líneas.

Fue el argentino Franco Vázquez, en una de las incursiones por los laterales que encontró el conjunto hispalense, el primero que lo intentó ante el meta brasileño Diego Alves, y poco después fue Escudero, aunque en ambas ocasiones sin precisión.

También hubo replica de los valencianistas, sobre todo en jugadas que arrancaron de balones parados de las botas de Dani Parejo y de un equipo que vio como pasaba el tiempo sin grandes agobios ante las imprecisiones de los adversarios.

Incluso, rebasada la media hora, el Valencia empezó a encontrarse a gusto y metió el nerviosismo a las gradas del Sánchez Pizjuán ante las constantes pérdidas del balón de los suyos, aunque el marcador no se movió en la primera parte.

En la reanudación se quedó en la caseta Escudero, que había tenido molestias físicas desde el partido del martes ante el Juventus de Turín, y solió al campo después de muchas semanas el japonés Hiroshi Kiyotake, un jugador mas de ataque.

El partido estuvo en sus primeros minutos muy parecido a como acabó la primera parte, pero una buena incursión de Víctor Machín ‘Vitolo’ por el extremo derecho acabó con un centro al área que el defensa argentino Ezquiel Garay desvió hacia su portería sin que Diego Alves pudiera impedir el 1-0.

El Valencia no tuvo mas remedio de adelantar su líneas y pronto acosó la portería de Sergio Rico en busca de un nuevo empate en un partido ya muy movido y abierto.

Fue el jugador cedido por el Barcelona Munir El Haddadi, que había ingresado al campo poco antes por el defensa tunecino Aymen Abdennour, el que puso el empate en una buena definición ante la salida de Sergio Rico.

El Sevilla, muy despistado tras el tanto encajado, tuvo que trabajar mucho para que un rival envalentonado no le hiciera más daño, aunque al central argentino Nico Pareja, a la salida de un córner, le llegó un balón y de ajustado remate desde lejos puso el 2-1.

Prandelli sacó entonces a José Luis Gayá y Santi Mina para que en los diez minutos que quedaban del tiempo reglamentario su equipo tuviera más frescura en busca del gol, aunque no lo consiguió.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *