Valencia respalda a Ibor en su rechazo al CIS mientras Peralta opina que el argumento de la inseguridad “no tiene fundamento”

0
65

Desde su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), sólo hay un plazo de quince días para presentar alegaciones contra la expropiación de cuatro parcelas, que suman 11.600 metros cuadrados, para instalar el Centro de Inserción Social (CIS) en el término de Valencia colindante con el municipio de Paiporta. El alcalde de esta localidad, Vicente Ibor, ha anunciado movilizaciones y actuaciones “contra reloj” para evitar su instalación.
El primer edil paiportino ha recibido ya el apoyo de Valencia en su lucha pues la alcaldesa, Rita Barberá, ha lamentado la actitud del Gobierno respecto a su intención de habilitar un CIS en su término municipal y ha mostrado su apoyo al Ayuntamiento de Paiporta al considerar que el Gobierno central se ha burlado de este municipio de l’Horta al retirar su propuesta de ubicar el centro en suelo paiportino y aprobar ahora su instalación en una parcela a apenas 200 metros de la anterior.

En ese sentido, Ibor ha destacado que el año pasado se admitieron sus alegaciones respecto a las repercusiones negativas que tendría para la localidad por su cercanía al casco urbano y por los problemas de seguridad que podría acarrear un centro de estas características. “Entonces, nos dieron la razón y retiraron el proyecto y, sin embargo, ahora anuncian la expropiación de unos terrenos a apenas 200 metros de la parcela anterior” y donde, según el alcalde, “existen los mismos inconvenientes para Paiporta que en la ubicación anterior”.

Además, ha criticado que, si bien el año pasado se le mantuvo informado de las intenciones de Instituciones Penitenciarias, esta vez ha habido una total falta de información y cuando los trámites administrativos ya están muy avanzados pues el miércoles se publicó la expropiación “forzosa y urgente” de cuatro parcelas en la zona sur de la ciudad.

Por ello, el alcalde ha advertido de que no disponen de mucho tiempo y, por ello, acelerarán sus movilizaciones y actuaciones contra la llegada del CIS. Por el momento, ha convocado una reunión con todos lo grupos políticos del Ayuntamiento y otra con las asociaciones locales. Además, ha enviado una carta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidiendo que dé la orden de paralizar el proyecto.

En zona de huerta

Preguntada sobre la instalación del CIS, Barberá ha señalado además que el suelo que se pretende expropiar es rústico, es decir, área de huerta. “A los socialistas se les llena la boca hablando de la protección de la huerta, y ahora se puede ver cuál es su rigor y su seriedad”, ha señalado. Según la alcaldesa, los terrenos sobre los que se pretende actuar están todavía pendientes de la aprobación de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU).

Barberá ya ha anunciado que piensa alegar contra esta decisión del Gobierno central “porque Valencia es solidaria, pero hay que hacer las cosas con lógica y bien”. La alcaldesa ha recordado que la Comunitat Valenciana dispone de suficiente suelo “no próximo a ciudades” para habilitar el CIS. “Incluso”, ha señalado, “el ámbito próximo a la cárcel de Picassent, donde hay espacio suficiente para ello”.

La seguridad, “argumento sin fundamento”

Mientras los dos alcaldes del PP unían fuerzas a través de públicas declaraciones para luchar contra la instalación del CIS en esa zona de Valencia y a escasos metros de la localidad de Paiporta, el delegado del Gobierno, Ricardo Peralta, ha advertido de que el debate sobre la ubicación del centro no puede basarse en “argumentos sin fundamento” como la inseguridad que alega Ibor para rechazarlo.

Peralta ha manifestado que el CIS es una modalidad de centro penitenciario “de los muchos centros penitenciarios que están funcionando a lo largo de, ancho, norte, sur, este y oeste de nuestro país” y existen “decenas repartidas por todo el Estado”, que funcionan “con absoluta normalidad”, sin ninguna “incidencia en los niveles de seguridad”, al tiempo que representan “puestos de trabajo y demanda añadida en el entorno de los mismos”.

Así, ha insistido en que no deben utilizarse “argumentos carentes de fundamento, que no persiguen otro objetivo que alarmismo”, sino de carácter técnico, “que son los que utiliza el Ministerio, buscando el emplazamiento adecuado, en función de las características del centro, para medios de transporte, y, en el caso concreto del CIS, para facilitar la reinserción de las personas que están internas en el mismo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here