Quantcast

Valencia paraliza varias infraestructuras viarias con el área metropolitana para proteger la huerta

La revisión simplificada del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valencia, que se inició en 2004 y se desarrollará en esta legislatura, protegerá la huerta, los barrios marítimos y la movilidad sostenible del área metropolitana y contemplará el equipamiento dotacional de todos los barrios.

huerta-valencia

Al amparo de este nuevo documento, el Ayuntamiento revisará con la Generalitat infraestructuras propuestas “que inducen un modelo de movilidad poco sostenible”, ha explicado el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Vicent Sarrià, según un comunicado municipal.

“La revisión del PGOU se hará con una participación ciudadana que va más allá del proceso de exposición pública que marca la ley, de forma que cuando se apruebe el documento contará con el mayor consenso social”, ha agregado el edil, que ha defendido así la moción que presentará el jueves al respecto en el pleno.

Según ha aclarado Sarrià, “se trata de una guía para que los servicios técnicos municipales tengan criterios para contestar, durante el próximo año, a todas las alegaciones (25.000) presentadas en 2015, y redactar un nuevo documento que será sometido a exposición pública, por tercera vez”.

La diferencia, ha incidido, es que “solo se podrá alegar a las modificaciones introducidas a la revisión y posteriormente, se someterá a una aprobación provisional y se remitirá a la Generalitat Valenciana para la aprobación definitiva”.

El acuerdo plenario motivará la revisión de infraestructuras viarias previstas en el entorno de Castellar-Oliverar, la prolongación de la V-30 Norte, la conexión de la ronda de Tavernes Blanques con la Ronda Norte, la ronda de poblados del sur por Faitanar, la variante de la carretera de Poble Nou y la prolongación de Ronda Norte por la huerta de Vera.

Con esta moción, el pleno también acordará eliminar los proyectos de crecimiento de la ciudad para usos residenciales previstos en los sectores de Vera I, Campanar, Tavernes Blanques, Alboraia y La Torre Sur y mantendrá la calificación de huerta protegida de estas zonas.

El Ayuntamiento también dejará sin efecto los sectores de uso industrial y terciario de Faitanar, manteniendo la huerta protegida, así como el sector Mauella para contribuir a la conurbación de dos municipios independientes.

Mantendrá asimismo el sector Benimàmet para obedecer a las obligaciones derivadas del convenio subscrito entre el Ayuntamiento y la Generalitat el 5 de octubre del 2007 para el soterramiento de la línea 1 de metro.

En la moción también se contempla eliminar del documento la solución prevista para la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez y asumir en el ámbito del antiguo Pepri, en tanto no se apruebe el nuevo planeamiento patrimonial, las normas urbanísticas de urgencia aprobadas por el Consell.

La moción contempla que se debe prever los corredores suficientes para garantizar la conectividad de la ciudad con el Parque Natural de la Albufera y las playas de la zona sur, e instará la revisión de la calificación de las parcelas ocupadas por colegios de titularidad privada.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *