UPPA y Compromís se suman a las criticas contra el proyecto de la gasolinera a la entrada de Alboraya

1
60

Alboraya-gasolinera

El proyecto de instalación de una gasolinera low cost a la entrada de Alboraya, presentado por el equipo de Gobierno, no ha gustado a nadie. Si hace unas fechas era el PP el que mostraba su disconformidad, ahora UPPA y Compromís per Alboraia han presentado alegaciones contra este proyecto d que contempla dos depositos de 60.000 litros cada uno en una zona con una alta densidad de población, un colegio y un elevado tráfico.

En este sentido, Unión Popular de Alboraya (UPPA) ha solicitado a la Consellería de Industria y Educación que colabore en propiciar el cambio de ubicación de la gasolinera por el riesgo que supone a pesar de las medidas legales que se adopten.

Mamen Peris portavoz de UPPA ha señalado que “la seguridad de los niños está por encima de cualquier otra consideración y entiende como madre del colegio Marianistas que el AMPA haya manifestado al Ayuntamiento de Alboraya su desacuerdo y preocupación por la instalación de esa gasolinera junto al colegio”.

Para Peris “no se entiende que el alcalde diga en el Pleno que se ha pedido la paralización de las obras y que se van a parar hasta estudiar el tema, y ya haya una excavadora continuando con los trabajos”.

Mamen Peris ha subrayado que “es un tema lo suficientemente delicado como para entre todos ayudar al Ayuntamiento a que encuentre otro emplazamiento más seguro que el actual”. La portavoz de UPPA ha recordado “que hace unos años ya se desestimó otro intento de poner una gasolinera en el mismo emplazamiento por su riesgo”.

Por su parte Compromis per Alboraia ha presentado alegaciones contra la concesión de la licencia ambiental para el establecimiento de una estación de servicio en la Avinguda de l’Oxata. Compromís pide la no concesión de la licencia ambiental por esta actividad y recordó que “desde el Ayuntamiento se impulsó una modificación puntual del actual PGOU para evitar situaciones como esta en el futuro”.

Desde Compromís recordaron que hace unos años no se permitió la construcción de una gasolinera en la misma avenida de la Horchata por la proximidad de la misma escuela y “a estas alturas en la zona de Avenida la Horchata continúa habiendo la escuela de que hablamos, pero parece que la ley 11/2013 salva los problemas para instalar una gasolinera. Desde nuestro punto de vista, una ley nunca evita los posibles problemas de ubicar una gasolinera en pocos metros de una escuela, si existen esos problemas son los mismos ahora que hace unos años”.

Para Compromís, la ley 11/2013 va contra la autonomía local que viene reconocida por la Constitución española (artículo 140) y la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, “puesto que a la hora de implementar determinadas actividades (estación de servicios en este caso) es más importante la voluntad de la empresa que la opinión del Ayuntamiento que tiene que velar por el interés público y que además tiene reconocido por la ley de bases la competencia de ordenar urbanísticamente (artículo 25.2.a) y la competencia de la protección respecto a la contaminación de diferentes tipos (artículo 25.2.b) y la competencia de la salubridad pública (artículo 25.2.j)”.

Desde ese punto de vista, según Compromís, tendría que ser válido el primer informe negativo que consta en el expediente de la compatibilidad urbanística, y que únicamente se vuelve en positivo por la existencia de la ley 11/2013. Para Angels Belloch, portavoz municipal de Compromís, “una ley no tendría que reducir la autonomía municipal ni tampoco la capacidad de las corporaciones locales de ordenar urbanísticamente su territorio”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here