Una subvención permitirá cambiar las calderas que obligaron a cerrar el polideportivo por riesgo de legionelosis

0
70

A finales del pasado mes de octubre y principio de noviembre, el polideportivo de Xirivella se vio obligado a cerrar sus puertas durante seis días después de que un control rutinario desvelara que en uno de los vestuarios podría haber un foco de legionelosis. Ahora, una subvención de la Diputación permitirá cambiar las calderas estropeadas que originaron el problema.
Según ha aprobado el pleno de Xirivella con los votos a favor de los grupos del PP, PSPV-PSOE y EU y la abstención de Compromís, el Ayuntamiento suscribirá un convenio singular de colaboración con la Diputación de Valencia para la ‘Adecuación de instalaciones deportivas municipales’. El programa supone recibir 200.000 euros para reparar diversas instalaciones deportivas.

Entre esas actuaciones, está previsto sustituir las calderas donde se originó un brote de legionela que pudo ser parado a tiempo gracias a la detección a través de un control rutinario del agua de los vestuarios. El polideportivo se cerró durante seis días y no se tuvo conocimiento de que ninguna persona hubiera tenido que ser atendida por esta enfermedad.

Incremento de tasas

El pleno ordinario de abril también ha aprobado, con los únicos votos a favor del PP, el incremento en una media del 30% de las tasas por prestación del servicio de piscinas e instalaciones deportivas y otros servicios análogos.

Una medida que EU ha interpretado como un primer paso para “privatizar” el área de deportes de Xirivella. Tampoco Compromís ni el PSPV han dado su visto bueno a la subida que el portavoz del PP, Guillermo Garrido, ha defendido, precisamente, para evitar que la oferta deportiva desaparezca.

Según Garrido, se trata de aproximar lo más posibles las tasas por estos servicios a su coste real y hacerlos así viables económicamente para que el Ayuntamiento pueda seguir ofreciéndolos.

Paso inferior para evitar la circulación de camiones

Además, el Ayuntamiento de Xirivella ha aprobado una moción, que ha contado con el visto bueno de todos los partidos del Consistorio y de la Federación de Asociaciones de Vecinos, para pedir al Ministerio de Fomento la construcción de un paso inferior que evitaría el paso de camiones por una rotonda próxima a la población de Xirivella.

Por la rotonda, ubicada en el término municipal de Quart de Poblet, pasan numerosos camiones. Algunos de ellos han llegado a volcar por la fisonomía de la propia rotonda. En la moción, Ayuntamiento y vecinos solicitan el inicio de las obras del proyecto 39k-5620 que fue aprobado por el Ministerio hace varios años y que no se puso en marcha. También se solicita a Quart de Poblet que realice las actuaciones pertinentes para que el Ministerio acometa la obra.

El alcalde de la localidad, Enrique Ortí, explicó que “la rotonda lleva en funcionamiento más de 8 años pero en los últimos años, con el aumento del paso de camiones, la situación es más preocupante ya que se han producido vuelcos que ocasionan un peligro tanto para el conductor como para el resto de vehículos que transcurren por la rotonda”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here