Una empresa de Rafelbunyol restaurará las campanas de la parroquia de San Valero Obispo y San Vicente Mártir de Valencia

0
25

Cuatro de las ocho campanas de la parroquia de San Valero Obispo y San Vicente Mártir del barrio de Ruzafa de Valencia ha sido retiradas del campanario por primera vez desde su instalación en 1940. El proceso de restauración de las campanas correrá a cargo de la empresa Industrias Manclús SCV de Rafelbunyol, y consistirá en “la restauración de los yugos de madera existentes, la limpieza de los bronces y el cambio de herrajes de sujeción nuevos y cojinetes oscilantes” según ha confirmado a la agencia AVAN, Salvador Manclús, responsable de la empresa.
El proceso ha empezado a las 10 horas, con un grúa, para iniciar los trabajos de restauración que se prolongarán durante los dos próximos meses.

¨La restauración de estas cuatro campanas se debe al mal estado del conjunto que ha hecho que estén sin sonar desde hace tres años y el coste de la restauración que asciende aproximadamente a unos 22.000 euros será sufragado por la parroquia y las donaciones de los feligreses” según ha explicado a la agencia AVAN el párroco José Verdeguer.

Asimismo, está previsto que la restauración de todo el conjunto de campanas se complete para el 2014 “coincidiendo con el 1.700 aniversario de la muerte de San Valero” según ha añadido el párroco.

El proceso de restauración de las campanas correrá a cargo de la empresa valenciana Industrias Manclús SCV. de Rafelbunyol, y consistirá en “la restauración de los yugos de madera existentes, la limpieza de los bronces y el cambio de herrajes de sujeción nuevos y cojinetes oscilantes” ha confirmado a la agencia AVAN, Salvador Manclús, responsable de la empresa.

Las campanas de la parroquia de San Valero nunca han sido bajadas de la torre campanario desde que fueron instaladas tres de ellas en el año 1940 y otra en 1965.

En esta primera fase de restauración serán bajadas las campanas que tienen por nombre Cristo Rey, de casi 300 kilos; Blay, de 350. y Vicent cuyo peso es de cerca de 900 kilos, así como San Miguel de 200 kilos.

En una segunda fase, se restaurarán las otras cuatro campanas que completan el conjunto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here