Una disputa entre el alcalde de Godella y la Policía Local de Rocafort enfrenta a ambos municipios

0
47

El pasado sábado 12 de noviembre, la Policía Local de Rocafort denunció al alcalde de Godella, Salvador Soler, por “actuar de forma prepotente” al encontrarse con los agentes de servicio en su término municipal.
Según la versión ofrecida por la concejala de Medio Ambiente de Rocafort, Carlota Navarro, los agentes de la Policía Local acudieron al municipio vecino para recoger a una anciana enferma de alzheimer que se había extraviado. Al llegar al punto de encuentro, junto con su cuidadora, los agentes aparcaron el coche justo cuando Soler pasaba con su vehículo. En ese momento, según explican desde Rocafort, el alcalde “comenzó a gritar frases tales como ¿Qué coño hacéis aquí?, iros a vuestro pueblo, no quiero veros aquí”.

El agente no reconoció en un principio al alcalde, por lo que al preguntarle quién era y el porqué de su actitud, éste contestó fuera de sí “este es mi pueblo, jo soc el que mana, soy el Alcalde de Godella, aquí mando yo, fora d´açí”. A continuación, según denunciaron los agentes, Soler siguió tratando de forma despectiva y humillante al policía, “gritando en plena vía pública, en presencia de personas que pararon alertados por los gritos del alcalde, ordenándole que retirara inmediatamente el vehículo policial ya que se encontraba mal estacionado”.

Sin embargo, Soler ha desmentido los hechos y ha mostrado su sorpresa e indignación. En este sendito, el primer edil ha explicado que debería haber sido él quien denunciara a los agentes “por infringir todas las normas al no comunicar a la Policía Local de Godella que entraban en servicio en su término municipal, cuando es el protocolo obligatorio, iban armados por un pueblo en el que no tienen licencia de actividad y encima aparcaron todo el coche sobre la acera”.

Según aclara Soler, el agente se negó a darle ninguna información al no reconocerlo, por lo que se identificó y solicitó que retirasen el coche por encontrarse completamente encima de la acera, cuando cerca del lugar existía un aparcamiento.

A pesar de ello, “el policía local de Rocafort hizo caso omiso y preferí dejarlo estar por no entrar precisamente en el juego y perjudicar la imagen de las instituciones, así que me marché. Eso fue todo”, indica Soler.

Por ello, el alcalde de Godella lamenta “esta sarta de mentiras” y que pongan en su boca “palabras y formas que jamás utilizaría”, cuando la edil de Rocafort “se aprovecha de la autoridad y la posición pública que ocupa ignorando la realidad y mintiendo si es necesario por intereses personales”.

Esta discusión se suma a la tensión existentes entre los gobiernos de sendos municipios por el recurso de Godella contra el PAI de Bovalar de Rocafort, ya que afecta al suelo godellense.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here