Una denuncia presentada ante la Guardia Civil de Puçol desemboca en la detención de una persona acusada de estafar a 30 personas por internet

0
63

Agentes de la Guardia Civil detuvieron el pasado domingo en Murcia a un individuo identificado como I.A.S.C., de 28 años y nacionalidad española, por ofertar presuntamente teléfonos móviles, consolas, GPS y otros productos de electrónica a través de paginas web que simulaban empresas ficticias y otros métodos de compra-venta en la red, a quien se le atribuyen estafas a 30 víctimas en 17 provincias, entre las que se encuentra Valencia.
En concreto, los importes estafados solían oscilar entre los 150 y 300 euros con el fin de no superar la cantidad de 400 euros que establece el límite entre la falta y el delito de estafa en el caso de que las víctimas decidieran formular denuncia, según informaron fuentes de la Guardia Civil en un comunicado.

Los agentes, en el marco de la ‘Operación Rastro’, procedieron a la detención de este individuo acusado de múltiples estafas (estafa continuada), y practicaron la entrada y registro en un inmueble donde se incautaron numeroso material informático relacionado con los hechos delictivos.

Los hechos se remontan al pasado mes de noviembre, cuando la Guardia Civil de Murcia tuvo conocimiento de una denuncia formulada ante la Guardia Civil de Puzol por una estafa a través de Internet en la venta de un teléfono ‘iPhone 3G’, cuyo importe fue enviado a una entidad bancaria del municipio de Mazarrón (Murcia) cuya cuenta estaba a nombre de I.A.S.C.

Tras las primeras pesquisas, los investigadores de la Guardia Civil averiguaron que I.A.S.C. estaba denunciado en varias provincias españolas y, tanto el Cuerpo de Mossos D’Esquadra como el Cuerpo Nacional de Policía también seguían la pista del detenido, realizándose contactos con ambos Cuerpos Policiales para coordinar las investigaciones, existiendo igualmente una reclamación para búsqueda y detención por un Juzgado de Valladolid.

Según las mismas fuentes, el detenido abría páginas web en Internet con nombres falsos que simulaban empresas que ofertaban online productos electrónicos lo que daba apariencia de solvencia a sus acciones. Igualmente, abría cuentas bancarias en distintas entidades donde las víctimas remitían los importes de las compras efectuadas, cerrando dichas cuentas cuando los perjudicados comenzaban a llamar a la entidad bancaria.

La investigación para localizar y detener a I.A.S.C., según la Guardia Civil, tenía la dificultad del constante cambio de domicilio de esta persona quien durante el último año “había residido en domicilios de alquiler de Mazarrón y Murcia”.

Hasta el momento, las investigaciones realizadas han determinado la existencia de 30 víctimas en 17 provincias españolas: Murcia; Málaga; Illes Balears; San Sebastián; Bilbao; Tenerife; Gran Canaria; Madrid; Toledo; Valencia: Jaén; Burgos; Pontevedra; Navarra, Gerona, Tarragona y Barcelona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here