Una auditoría muestra irregularidades y graves problemas de pago en el Ayuntamiento de Alaquàs

0
64

El informe de la Auditoría solicitado por el Partido Popular de Alaquàs sobre las cuentas públicas del Ayuntamiento ha mostrado que existen graves problemas de pago, así como numerosas irregularidades. La auditoría refleja la situación financiera y patrimonial de 2010.

El informe explica que la situación económica del Consistorio “no permite que pueda atender adecuadamente el pago de sus acreedores […] resultando insuficientes los cobros obtenidos a lo largo del ejercicio en función de las obligaciones contraídas durante el mismo periodo”.

El portavoz del grupo municipal popular, Pepe Pons, ha responsabilizado al gobierno municipal de retrasar y de impedir el obtener una auditoría más completa.

Y ha explicado que “el objetivo de la auditoría, que hemos pedido en innumerables ocasiones, pretendía conocer la realidad del Ayuntamiento para realizar el presupuesto de 2012 con garantías y realista”.

Respecto al informe, el PP señala que en este se reconoce que es incompleto, ya que no se aceptaron sus alegaciones para que no se cerrara el informe hasta no tener toda la información disponible.

De igual manera, el grupo municipal popular ha criticado que el Ayuntamiento ha excedido los plazos que establece la normativa para la cuenta general y la liquidación del presupuesto y tampoco se les ha permitido contrastar el dinero en caja a finales de 2010.

En la auditoría también se revela que a finales de 2010 había casi un millón de euros en facturas de cajón sin consignación presupuestaria, así como que la deuda de la Generalitat Valenciana es mucho menor de lo que se asegura desde el Consistorio.

En el informe, según los populares, también se alerta de la desestabilización que puede suponer para años posteriores las sentencias de expropiación pendientes.

Otro de los asuntos clave, ha remarcado el PP, son los 230.000 euros que están consignados como “deuda de dudoso cobro”, ya que que se trata de deuda incobrable, pero se sigue contabilizando para cuadrar “las cuenta a martillazos”.

Además, Pons ha señalado que se trata de datos de 2010, por lo que, pese a los 11 millones recibidos por el Plan de Pago a Proveedores del Gobierno de España, “la situación es todavía peor”.

Así ha explicado que “se deben diez meses a la empresa que limpia las calles y once a la que limpia los colegios. También se deben diez meses a la empresa que gestiona la piscina municipal”.

Pons ha concluido que “la situación está empeorando por momentos, ya que no se cumplen los planes de ajuste” y ha responsabilizado al gobierno municipal por “una gestión nefasta”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here