Una auditoría del Ayuntamiento arroja 19 millones de deuda y una previsión de 6, 5 millones de déficit cuando acabe 2011

0
23

El recién estrenado equipo de Gobierno de Aldaia ordenó una auditoría interna de las cuentas municipales para conocer la situación económica real del Consistorio a 11 de junio de 2011, día en que tomó posesión la nueva alcaldesa, Carmen Jávega. Los resultados de este análisis dejan 19 millones de euros de endeudamiento y una previsión de 6, 5 millones de déficit cuando finalice 2011.
Así se dio a conocer en el pleno ordinario del mes de julio en el que también se presentaron las medidas propuestas por la Concejalía de Economía para reducir el impacto negativo de estas cuentas. La edil responsable, Patricia de la Esperanza, que arremetió duramente contra el PSPV por ser el responsable de la mala situación económica, planteó las cinco medidas a adoptar para intentar mejorar las cuentas.

Las medidas pasarán por el recorte del gasto en los capítulos I (gastos de personal) y II (gastos corrientes) y el conocimiento de la situación contractual del Ayuntamiento; conocer la situación contractual de las empresas prestadoras de servicios y suministros y proponer medidas para la regularización; analizar el coste de las prestación de servicios municipales y proponer mejoras que posibiliten obtener un ahorro del gasto corriente; encomendar a la Alcaldía la elaboración de una auditoría interna o externa, para la fiscalización de la contratación de personal laboral realizada en la anterior legislatura, y encomendar la elaboración de otra auditoría interna o externa para la fiscalización de la prestación de los servicios de gestión y mantenimiento de las instalaciones deportivas municipales.

Con ello, según explicó De la Esperanza, se pretende equilibrar el déficit de tesorería que “una estimación prudente” sitúa en 6, 5 millones de euros a 31 de diciembre de 2011 porque “buena parte de los ingresos previstos no se van a poder recaudar” y atender los vencimientos de las obligaciones del Ayuntamiento.

En concreto, existen obligaciones de pago reconocidas por valor de 3.954.648, 98 euros (tanto de este ejercicio como de los anteriores y de los capítulos 2 ó 6, es decir, gastos corrientes-gastos financieros-inversiones reales) y operaciones de Tesorería (pólizas) por 4 millones de euros a devolver el 31 de diciembre de este año, “pese a que no se ha hecho ninguna previsión por parte del anterior Gobierno, es más, tenemos constancia de un incremento desmesurado del gasto en los meses previos a elecciones. Prueba de ello es que a 11 de junio, el anterior Gobierno socialista había gastado casi el 60% del presupuesto”, afirmó la concejal de Economía.

En cuanto a los préstamos con los bancos (tanto a largo como corto plazo) la cifra asciende a 15.135.171, 61 euros. Con lo cual, “dada la irremediable necesidad de reducir los presupuestos y dada la tendencia alcista de los tipos de interés, nos encontramos con que nos habéis hipotecado los futuros presupuestos y a los aldaieros”, acusó De la Esperanza a los socialistas.

Además, hay facturas pendientes de contabilizar por un importe de 1.521.212, 78 euros, y respecto a la situación contractual, aseguró que hay contratos de servicios caducados, algunos desde hace 3 y 4 años, “y que por falta de control que se ejerce sobre ellos están facturando al Ayuntamiento cantidades ingentes de dinero”, señaló.

El PSPV reivindica su labor

Por su parte, el portavoz del PSPV-PSOE, Guillermo Luján, reivindicó que la situación económica del Ayuntamiento de Aldaia ha sido “siempre pública. No en vano, año tras año se aprueban los presupuestos municipales en el Pleno con la información pública de las cuentas del Ayuntamiento”.

Según Luján, “el informe elaborado por los Técnicos Municipales deja claro que no hay ninguna novedad económica y que no había nada escondido por parte del anterior gobierno municipal del PSPV”. El portavoz socialista ha asegurado que las conclusiones de la auditoría económica “avalan la gestión del anterior equipo de Gobierno” ya que “según afirma el informe, presupuestariamente se cumplen los principios de equilibrio y estabilidad previstos en la legislación vigente”.

Las conclusiones de la auditoría también hacen referencia a un posible desfase de tesorería que tendría lugar a fecha 31 de diciembre de 2011. Al respecto, Luján explica que esta hipotética dificultad “se produciría en el supuesto de que el Ayuntamiento, durante este año 2011, gaste absolutamente todo el dinero que tiene previsto y no ingrese todo el dinero que también está previsto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here