Un vertido tóxico en la red de alcantarillado de Paterna podría ser detectado y controlado en dos horas

0
55

La empresa mixta Aguas de Paterna, gestora del ciclo integral del Agua y del servicio municipal de alcantarillado y control de vertidos industriales en el municipio de Paterna, desarrolló recientemente un simulacro de detección de vertido incontrolado en la red de alcantarillado.
Esta actuación, establecida dentro de la política de calidad y prevención de riesgos laborales de la empresa, ha permitido comprobar y evaluar el funcionamiento de las medidas de seguridad y respuesta del personal ante una incidencia de este tipo. Se da la circunstancia de que sólo determinados miembros de la empresa y de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) conocían que se trataba de un simulacro, siendo para el resto de personas que componen el operativo una amenaza real que había que atajar en el menor tiempo posible.

El operativo se pone en marcha al recibir la empresa Aigües de Paterna una llamada de aviso advirtiendo que está entrando un vertido incontrolado de un producto químico de elevada toxicidad. El Jefe de Planta de la EDAR señala que por el momento han conseguido retener dicho vertido en un tanque de homogeneización, pero de seguir entrando dicho vertido hay riesgo de desborde, generando entonces una amenaza de grave impacto ambiental en el Parque Natural del Turia.

Inmediatamente se pone en marcha un dispositivo que pone en alerta a todos los efectivos necesarios para resolver la situación. Se crea un Comité de Emergencias y se solicita el apoyo de Policía Local y técnicos del Ayuntamiento. Se define la procedencia del vertido en el polígono, que por sus características debe proceder de una actividad química. A través de los medios del programa de control de vertidos industriales se inicia la inspección aguas arriba de todas las empresas químicas existentes desde el punto localizado de vertido. Se localiza a la empresa responsable del vertido, quien admite que se les ha reventado un depósito cuyo contenido está saliendo por los imbornales del patio. Al no aparecer el vertido por la arqueta de control se entiende que la empresa debe tener una acometida desconocida y posiblemente clandestina, cuya localización es imprescindible para cortar el vertido. Inmediatamente un equipo de fontaneros se introducen en el colector general para localizar dicha acometida clandestina e introducir un balón obturador que corta la entrada del fluido tóxico. Una vez realizada dicha actuación se indicó a todo el personal implicado que realmente se trataba de un simulacro que tenía por fin comprobar la eficiencia ante un incidente de estas características.

El tiempo de respuesta entre el momento del aviso y el cierre efectivo del vertido fue de de dos horas. En ese tiempo se ha podido determinar la empresa de origen en un polígono de casi 500 empresas, procediéndose al cierre de una acometida por el interior del colector. Ello requirió de un equipo especializado con respiración autónoma, lo que indica un alto grado de especialización de la Empresa Municipal, una organización interna solvente y con una buena comunicación con las instancias municipales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here