Un vecino de Vinalesa, herido en el primer encierro de los Sanfermines

0
156

El primer encierro de los Sanfermines de este año ha sido peligroso, al romperse la manada en varias tramos del recorrido, en el que un corredor ha resultado herido por asta de toro. Además, otras tres personas han sido trasladadas también a centros sanitarios..

El único corredor que ha resultado herido por asta de toro presenta pronóstico menos grave. Se trata de M.J.B natural de la localidad navarra de Cascante, de 52 años, que ha sido empitonado en el perineo en el tramo de la cuesta de Santo Domingo.

Como él, ha sido trasladado también hasta el antiguo Hospital de Navarra, procedente de la calle Estafeta, A.G.O., de 34 años, de Deba (Gipuzkoa), con traumatismo en el tórax y contusión maxilofacial, pronóstico reservado.

Hasta el antiguo Hospital Virgen del Camino han llegado del puesto de socorro de la Bajada de Javier L.G.B., de San Sebastián, 31 años, con traumatismo facial y pronóstico leve, y V.O.M., de 55 años, de Vinalesa (Valencia), que en Mercaderes ha sufrido un traumatismo en la pierna izquierda y su pronóstico es reservado.

El encierro, protagonizado por la ganadería gaditana de Torrestrella, ha durado dos minutos y medio, y se ha corrido con cinco toros de lidia, ya que el sexto se ha retirado por daños en una pata.

La manada se ha roto en la curva de Estafeta, al resbalar uno de los astados, que ha caído al suelo, poco antes de que otro de sus hermanos cayera también sobre el asfaltado entrando ya en esa calle.

Tras las intensas lluvias caídas sobre Pamplona en las últimas horas, el tiempo ha respetado este primer encierro, que estrenaba nueva ordenanza municipal para prevenir actitudes de riesgo por parte de algunos corredores.

El signo más visible ha sido la sustitución por una línea roja en el suelo de la barrera que formaban todos los años agentes de la Policía Municipal para contener a los corredores en la cuesta de Santo Domingo.

El cambio ha sido respetado por los corredores, lo que ha permitido que la carrera empezara sin incidencias y encabezada por los cabestros, con los que los toros han enfilado la cuesta de Santo Domingo, donde “Frutero” ha corneado al único herido por asta de toro.

A pesar de este percance, la torada ha seguido la carrera y ha cruzado de manera rápida y limpia la plaza Consistorial y la calle Mercaderes, hasta llegar a la curva con Estafeta, donde uno de los bureles ha resbalado y caído al suelo.

En este punto, la manada se ha roto y se ha dividido, lo que ha permitido a los corredores intercalarse entre los toros, que aún se han separado más al caerse un segundo animal en la misma calle Estafeta.

Separada la manada en tres grupos, se ha visto tanto en esta calle como en el tramo de Telefónica distintas caídas, aunque las reses han seguido su carrera hasta la plaza, en cuyo callejón ha caído otro toro, lo que ha provocado instantes de incertidumbre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here