Un vecino de Puçol busca apoyos para participar en el programa ‘Pekin Express’ de Antena 3

0
122

154-pere-a-pekin-express-4Después del éxito del pequeño Manuel Esteve en el concurso Master Chef Junior, Puçol tiene la oportunidad de ver a otro de sus vecinos en la tele. Se trata de Pere Sánchez que está entre los diez candidatos para formar la última pareja que participa en la próxima edición de Pekin Express, el programa de Antena 3 en el que han de recorrer 10.000 kilómetros con sólo un euro al día para comer. El 19 de febrero acaban las votaciones y Pere necesita el apoyo de todos sus vecinos para lograr ser uno de los dos últimos finalistas.

A Pere le daba miedo el mar y se hizo buceador, fue candidato en las últimas elecciones municipales, durante años fue el presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Puçol y se define a sí mismo como un hombre aventurero, amante del deporte de riesgo y de los desafíos.

La próxima edición presumiblemente recorrerá Birmania, la India y Sri Lanka, en lo que ya se tituló La ruta de los mil templos en su edición francesa. Ahora, la versión española de Antena 3 tiene nueve parejas finalistas y busca la décima a través de una votación popular en la web del programa. Sólo los dos primeros accederán al programa y el periodo de votaciones finaliza el día 19 de febrero.

“Nos presentamos Plati y yo, que ya hemos compartido otras aventuras juntos, pero el casting del programa dijo que juntos no teníamos posibilidades, por lo que acabaron ofreciéndome participar a título individual para la pareja final y en eso estamos”, explica este vecino acostumbrado a las aventuras más insólitas. “Lo que tengo claro es que soy radical en mi espíritu aventurero y en este programa no lo voy a ser menos: o no voy o gano, no se me ocurren más opciones”.

Convencido de que sus vecinos le apoyarán, ha creado una página de Facebook para mostrar algunas de sus aventuras, incluida esa idea de bucear con tiburones, quizá la más llamativa, que ha realizado en varias ocasiones en el Mar Rojo, el Caribe y Australia, el único sitio donde llegó a sentir miedo porque “estaba buceando de noche, a oscuras, iluminando sólo con las luces de las cámaras de vídeo para una televisión australiana y los depredadores se lanzaban a cazar los peces que quedaban atontados por la luz”.

Un viaje en el que también le acompañó su mujer, Carme, fiel compañera en muchas de las aventuras que ha emprendido, aunque ella tiene claro que no bucea si hay tiburones. Por lo demás, se define como una persona que no necesita mucho, excepto tiempo para disfrutar de sus arriesgadas aficiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here