Un taller de musicoterapia para embarazadas en Mislata permite mejorar el vínculo con el feto y el bienestar de ambos

musicoterapia prenatalEl Centro Instructivo Musical de Mislata ofrece una nueva actividad vinculada con la música y destinada a todas las mujeres embarazadas y a sus parejas. Se trata de un taller de musicoterapia para embarazadas denominada Musicoterapia Focal Obstétrica, una técnica con la que reforzar no sólo el vínculo de la madre con el hijo sino también el de ambos con el otro progenitor y mejorar el bienestar tanto de la madre como del bebé, entre otros beneficios.

Carmen Moya, psicóloga, violonchelista y máster en musicoterapia, es la encargada de impartir el taller tras realizar una formación específica de musicoterpia en el embarazo a cargo de Gabriel Federico, creador del método Mami Sounds, quien actualmente se dedica a impartir talleres en distintos países de Lationamérica a través de programas financiados por los gobiernos estatales.

Según explica la terapeuta, Carmen Moya, el trabajo consiste en trabajar el embarazo a través de la música, buscando reforzar el vínculo de la madre con el bebé. Pero no sólo se dirige a la madre pues en las sesiones también se incluye a la pareja. “No es necesario saber nada de música y puede participar cualquier embarazada”, puntualiza la psicóloga.

El método se basa en el hecho de que el feto comienza a escuchar a partir de las pocas semanas. Así, a partir de las semana 12 ya tenemos desarrollado los órganos auditivos y el bebé recibe el sonido a través de tres formas: vía auditiva, la sensitiva, es decir, los estímulos vibracionales, y la vía hormonal, si la madre disfruta con la música, el bebé también.

El método Mami Sounds “ayuda mucho para tranquilizar a la madre, trabajar los típicos miedos e inseguridades y ayuda a aumentar el umbral del dolor”, explica Moya quien ya ha impartido otros talleres de musicoterapia, en este caso, dirigidos a personas mayores con problemas de deterioro cognitivo aunque la actividad también tiene como fin prevenir ese deterioro en personas que aún no lo sufren.

En concreto, esta técnica de musicoterapia aporta beneficios para la madre y el bebé durante el embarazo pero, también, en el parto y durante los primeros meses de maternidad. No sólo refuerza el vínculo si no que mejora la calidad del parto y del nacimiento, ayuda a aumentar el umbral del dolor y el control sobre este, disminuye los niveles de estrés y ansiedad de la embarazada y permite aumentar su energía, optimismo y autoestima.

Además, permite preparar psicológicamente a la madre para afrontar tanto la maternidad como futuras frustraciones. En cuanto al bebé, la musicoterapia está indicada para estimular su sistema neurovegetativo, mejorar su oxigenación, desarrollar su capacidad lingüística, su memoria auditiva, su inteligencia y su capacidad de imitación e, incluso, para detectar problemas de audición en el bebé.

“No solo se trabaja con los miedos, las expectativas y el bienestar de la madre, también se busca favorecer el desarrollo del feto y mejorar su calidad de vida. Se cree que puede influir en la lactancia materna (se ha comprobado que el 98% de las mujeres que pasaron el proceso mantuvieron la lactancia exclusivamente durante más de tres meses)”, concluye la terapeuta.

En el caso del taller que se va a ofrecer en Mislata, los grupos son reducidos y el horario dependerá de las mamás que se interesen por el servicio y se apunten al mismo. La primera sesión es gratuita. Las interesadas pueden informarse en el Centro Instructivo Musical de Mislata, ubicado en la calle Mayor, o en el teléfono 963705618.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *