Un proyecto con 8, 3 millones de presupuesto mejorará la seguridad en los accesos a Rocafort

0
49

El área de Carreteras de la Diputación de Valencia ha adjudicado definitivamente las obras de ordenación de accesos en la carretera CV-310 desde su intersección con la CV-31 y la pista de Ademuz hasta la rotonda de Bonaigua. El proyecto pretende convertir esta carretera en una vía “100% segura”, sobretodo, en lo que a los accesos a Godella y Rocafort se refiere.
Para ello, la institución provincial ha redactado un proyecto por valor de 8.345.738 euros que incluye, también, el acondicionamiento de la CV-307, el acceso a Rocafort desde la carretera CV-310 que une Godella con Bétera.

El diputado provincial de Carreteras, Enrique Crespo ha mostrado su satisfacción por la adjudicación ya que “esta obra se erige, como una de las más importantes de la legislatura, no sólo por su magnitud y envergadura, sino por mejorar claramente la seguridad vial en la zona muy transitada por vehículos y ciclistas”.

Las obras de Ordenación de accesos en la CV-310 en el citado tramo incluyen la construcción de vías de servicio para independizar los accesos a las urbanizaciones de Santa Barbara I y III del tráfico general, construyendo para ello un paso inferior y la ejecución de tres rotondas, dos de ellas, las que presentan mayor conflictividad, se realizarán a distinto nivel.

Por su parte, el acondicionamiento de la CV-307 hasta Rocafort, contempla la creación de una plataforma peatonal y otra ciclista, mejorándose con ello la movilidad sostenible de la zona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here