Un policía dice que se tomaron mediciones del accidente de metro 3 ó 4 días después

0
56

Asociacion Victimas del Metro. AVM3J

Un policía nacional que ha declarado como testigo-perito en la causa reabierta del accidente de metro de Valencia de 2006, en el que murieron 43 personas y hubo 47 heridos, ha señalado que se hicieron revisiones de las vías y el tren y se tomaron mediciones “sobre tres o cuatro días” después del siniestro.

La Asociación de Víctimas del Accidente del 3 de julio de 2006 (AVM3J) ha destacado en un comunicado que apenas día y medio después del accidente, a primera hora del 5 de julio, “ya se había reanudado el servicio” del metro, por lo que “llama la atención” que se estuvieran tomando mediciones tres o cuatro días después.

En se declaración ante el Juzgado número 21 de Valencia, el policía, que acudió al lugar del accidente minutos después de ocurrir, afirma que no recuerda cuál fue el primer día que empezaron a hacer revisiones, las cuales se ampliaron en días sucesivos al del accidente.

No obstante, asegura que las mediciones las hicieron “antes de que se reanudara” la circulación en las vías del metro, pues aunque no recuerda cuándo volvieron a circular, sí se acuerda de que “no había servicio”, porque si no “les hubieran atropellado los trenes”.

El agente expone además que desconoce por qué hay tramos en los que la unidad del metro superó los 80 kilómetros por hora, pese a tener incorporada como mecanismo de seguridad la limitación de velocidad por corte de tracción mediante una baliza.

Sobre la baliza situada en la entrada a la estación de metro de la calle Jesús, que debería parar el tren en caso de superar los 40 kilómetros por hora, el agente expuso que no recuerda haber tenido ninguna actuación relacionada con la verificación de su funcionalidad.

Además, manifestó que no podía decir “si falló” la baliza, y que “quien puede informar sobre las funciones de la baliza perfectamente es el fabricante y los técnicos”.

El agente explicó asimismo que no recuerda nada relacionado con el posible borrado de datos, y que no tiene conocimientos para examinar los frenos y los ‘bogies’ (pieza integrada por un eje y dos ruedas), pero que si hubiesen visto “anomalías o evidencias de algo raro”, lo hubiesen comunicado al Juzgado.

La asociación lamenta que, debido al paso del tiempo desde el accidente, “hay mucha información que ya no se puede corroborar, porque no se recuerda con concreción”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here