Un nuevo sistema ecológico permitirá ahorrar un 50% de energía en el colegio Juan XXIII

0
33

Los alumnos del colegio público Juan XXIII de Torrent serán de los primeros en disfrutar de unas aulas climatizas con un novedoso sistema ecológico que aprovechará el calor del sol almacenado por el suelo para climatizar las aulas de este centro escolar situado en el barrio del Xenillet.
El Ayuntamiento ha encargado ya una auditoría energética del centro para poder instalar el sistema de energía geotérmica y que nace como experiencia piloto para poder implantarlo en otros colegios públicos de la ciudad ya que el Juan XXIII será el primero en usar este sistema de energía renovable.

Este sistema conocido como energía geotérmica consiste en una energía limpia y renovable y de entre sus principales ventajas destaca el ahorro medio del 50% en la factura de la electricidad y la reducción de las emisiones de CO2, también, en torno al 50%, puesto que utiliza la energía natural del sol y del suelo. Además este sistema es totalmente silencioso y supone una reducción de los costes de mantenimiento y aumento de la vida útil del equipo, ya que su duración pasaría de 15 años (un equipo convencional) a los más de 25 años de la instalación geotérmica.

Desde el punto de vista sanitario este sistema también elimina el riesgo de transmisión de legionela al no haber torres de refrigeración y permite su funcionamiento las 24 horas del día, independientemente de las condiciones climatológicas.

Funcionamiento
La climatización geotérmica cede o extrae calor de la tierra, según se quiera obtener refrigeración o calefacción, a través de un conjunto de tuberías enterradas en el subsuelo por las que circula agua. Para refrigerar el colegio en verano, el sistema geotérmico transmitirá el calor excedente del interior de la edificación al subsuelo, de manera que el calor del edificio es traspasado al suelo.

Este intercambio de calor se produce gracias a la bomba de calor geotérmica y al intercambiador enterrado. Las tuberías en el sistema vertical de energía geotérmica están situadas entre 50 y 150 metros por debajo del suelo desde donde extraen el calor en invierno. Por otra parte, en invierno el equipo geotérmico permitirá caldear el edificio con el proceso inverso: extrayendo calor del suelo para transmitirlo a la edificación.

El Ayuntamiento de Torrent ha encargado una auditoria energética del centro docente antes de iniciar la instalación de la energía geotérmica en el colegio. Este estudio analizará la eficiencia de los equipos e instalaciones, los históricos de consumo y la simulación de la demanda energética del mismo, al tiempo que se analizan las pérdidas de energía así como el impacto medioambiental de las instalaciones.

El Ayuntamiento de Torrent ya ha realizado otras experiencias similares de uso de la energía geotérmica ya que el ‘espai ambiental del Vedat’ dispone de esta instalación y con ella se evita la emisión de 10, 11 toneladas de CO2 al año. Es un sistema vertical que produce 58 kw en calefacción y 98 kw en refrigeración.

La alcaldesa de Torrent, María José Català, explicó que “vamos a apostar por la energía renovable y la actuación en el colegio Juan XXIII para conseguir, no sólo la optimización de los recursos con el ahorro energético, sino también reducir la emisión de CO2 a la atmósfera. Por tanto, es una inversión que tendrá efectos muy positivos con el medio ambiente y más en el caso de este colegio enclavado en un barrio donde el Ayuntamiento va a invertir cerca de 15 millones de euros en la mejora de todas sus calles y edificios públicos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here