Un nuevo programa gratuito permitirá a los enfermos de Alzheimer de Manises y a sus familiares tomarse ‘un respiro’

0
132

01.manises.programarespiroEsta mañana, a las 9.30 horas, ha comenzado en una sala del edificio El Arte de Manises un novedoso Programa de Respiro Familiar, dirigido a pacientes de Alzheimer y sus familiares. El Ayuntamiento, a través de su Concejalía de Voluntariado, y con la colaboración de Servicios Sociales, ha puesto en marcha esta iniciativa de los integrantes de la Asociación de Voluntarios Manises.

Los voluntarios hacen posible, gracias a su  proyecto y a su ayuda, cuidando de los pacientes, que sus familiares dispongan del necesario tiempo libre para descansar o hacer actividades que, de otro modo, tendrían difícil realizar y, además, consiguen con su altruismo que este servicio resulte gratuito para los usuarios.

La organizadora del programa, Soni Martínez, destaca que “el proyecto nace desde la necesidad”. “Tengo un papá con Alzheimer, diagnosticado, y veo la necesidad que tiene Manises de tener una actividad con ellos. Los pacientes de Alzheimer son personas que sufren un gran aislamiento social, las familias llegan a estar agotadísimas, porque han de cuidar 24 horas al día de una persona, los 365 días del año, y desde el Respiro Familiar vamos a darles un poquito de oxígeno a esas familias, quedándonos a sus familiares durante unas horas, los miércoles por la mañana, de 9.30 a 13.30 horas”.

Los familiares, mientras tanto, pueden ir a hacer recados o, simplemente descansar, ya que como Martínez añade, “son pacientes que normalmente tienen alteraciones del sueño, trastornos de personalidad, llegan a tener alucinaciones y la convivencia, si no es con una medicación fuerte, es muy difícil”.

A día de hoy, son 17 voluntarios los que han comenzado a atender a los once pacientes que han acudido a las instalaciones municipales en este primer día de programa. El proyecto que hoy miércoles, 5 de febrero ha empezado, seguirá el calendario escolar, dando un descanso a los voluntarios durante los meses de julio y agosto.

“Hemos formado a los voluntarios con los conocimientos necesarios y también en primeros auxilios básicos para que puedan trabajar con los pacientes. Primero, lo que hicimos, es explicarles qué era la enfermedad. Además, tenemos profesionales sanitarios, enfermeras, auxiliares de enfermería, técnicos en atención socio-sanitaria, psicólogos, coaches y personas mayores que aportan lo más valioso de la enseñanza que da la escuela de la vida, la paciencia”, añade Martínez.

Según Loreto Castillo, voluntaria y titulada como Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería,  “hoy lo que estamos haciendo es la primera toma de contacto, que ha sido fantástica, muy buena, los pacientes nos han acogido muy bien, empatizando muy bien con todos los voluntarios”.

La jornada ha comenzado pidiendo a los asistentes que contaran quiénes son, a qué se dedicaban y poniéndoles a realizar manualidades que les ayudaran a recordar la época en la que estamos.

Para el alcalde de Manises, Francisco Izquierdo, “es admirable la gran labor que están realizando los voluntarios que han decidido, de un modo totalmente altruista, dedicar su tiempo a ayudar a personas que tanta atención necesitan. Desde el Ayuntamiento de Manises, hemos querido ofrecer las instalaciones y la ayuda que haga posible que desarrollen este proyecto y que sirva para que los pacientes de Alzheimer no se aíslen y sus familiares encuentren, al menos durante unas horas, esa válvula de escape y ese respiro que precisan, tras el agotador sobreesfuerzo que realizan día tras día”.

La Asociación de Voluntarios Manises, en coordinación con Servicios Sociales, mantiene entrevistas previas con los pacientes y sus familiares con el objetivo de saber el grado en el que están de la enfermedad, “con el objetivo de que todos, más o menos, tengan la misma autonomía. Buscamos grupos para que todos se sientan cómodos y estén a gusto. La idea, para los pacientes que están en un estado más avanzado de la enfermedad, es atenderlos en casa”, añade Castillo.

Hoy, los asistentes han realizado, entre otras actividades, figuras de corazones y mariposas. “Viene San Valentín y con estas manualidades hemos trabajado la orientación, para relacionarlos y volverlos a traer al espacio-tiempo. Con este objetivo, vamos a enfocar cada manualidad”, explica Soni Martínez, quien ha afirmado que más adelante van a trabajar en la realización de una falla “y luego queremos celebrarlo para que cuando salgan a la calle, oigan petardos y vean monumentos, puedan relacionarlo, porque ellos se pierden y desorientan muy rápido. Queremos que este programa sea un almacén de recuerdos y queremos hacer actividades al aire libre, porque esta enfermedad aísla”.

En el programa de respiro familiar de Manises se estimulará a los pacientes con música, mediante la psicomotricidad y las manualidades. “Cada vez esta enfermedad empieza más pronto y también queremos que el mundo conozca que tenemos que aprender a convivir con el Alzheimer, sabiendo integrar en la sociedad a los pacientes, ya que son un grupo necesario”.

Aquellas personas que quieran que sus familiares formen parte de este grupo, o que deseen colaborar con la Asociación de Voluntarios, pueden preguntar en el Ayuntamiento de Manises, dirigiéndose a las Concejalías de Voluntariado o Servicios Sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here