Un experto de Harvard y los ingenieros agrónomos se suman a las peticiones de conservación de la huerta en el PGOU de Valencia

1
147
Huerta de Vera
Imagen de la huerta de Vera (Foto: Bruno Almela)

El profesor de la Escuela de Arquitectura del Paisaje de la Universidad de Harvard, Carl Steinitz, uno de los exponentes en su área de conocimiento, ha enviado esta semana una carta dirigida a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, donde pide la retirada del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que supone “la desaparición irreversible de una gran cantidad de huerta ancestral, que por eso mismo, se debe proteger”, según ha informado la Associació Per l’Horta en un comunicado.

El profesor muestra su preocupación e inquietud por este nuevo plan que “proyecta infraestructuras en zonas en perfecto estado, tanto desde el punto de vista agrícola como del paisaje”.

Carl Steinitz es uno de los máximos referentes de la arquitectura del paisaje, cuenta con el sello del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) e imparte clases en la Escuela de Arquitectura del Paisaje de la Universidad de Harvard. Entre las materias de las que es máximo exponente destacan los métodos de planificación del paisaje y análisis y manejo de los recursos visuales.

Para el profesor Steinitz, la conservación del paisaje es un indicador tan valioso como cualquier otro para medir la competitividad de una ciudad y en el caso de Valencia, la huerta “le otorga una identidad y singularidad única en el mundo”. Según el reconocido profesor de Harvard, “en un mundo global, el paisaje bien conservado es tan importante para la competitividad como el I+D+i o los grandes eventos”.

Por ello, señala que es alarmante que el PGOU no contemple ninguna medida para el futuro de la huerta y en ese sentido, exige a la alcaldesa la retirada del Plan y la planificación de un nuevo documento que tenga en cuenta la huerta periurbana como bien estratégico.

En ese sentido, como director de numerosos estudios de planificación sobre paisajes de gran valor en peligro, muestra su apoyo y asesoramiento para la elaboración de un nuevo documento que contemple la protección de la huerta periurbana. Según se puede leer en la carta, el profesor manifiesta que el PGOU eliminará el paisaje de la zona limítrofe de la ciudad, definido como el más valioso, el que envuelve la propia ciudad.

Rechazo de los ingenieros agrónomos

Al respecto del Plan General de Valencia también se ha pronunciado el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Levante (COIAL) que considera “innecesaria y contraproducente” la propuesta de reclasificación de más superficie de huerta de Valencia. Así lo ha puesto de manifiesto esta institución en el escrito de alegaciones que ha presentado tras el periodo de exposición pública a que ha sido sometida la Revisión Simplificada del Plan General de Valencia.

Además, el colegio ha constatado que “entre el equipo redactor de esta revisión no ha participado ningún ingeniero agrónomo, aspecto que sin ninguna duda ha condicionado el tratamiento que se le ha dado al suelo agrario de la ciudad”. Destacan que un Plan General lo es de todo un término municipal y no sólo de la parte que ya es urbana o de aquel suelo que lo será.

Según ha explicado el COIAL, el Ayuntamiento de Valencia ha establecido un techo poblacional significativamente superior al resto de previsiones de organismos oficiales. Por tanto, “si no hay previsión de incremento de la población, no existen nuevas necesidades y por lo tanto, no hay necesidad de ocupar más suelo”.

En el escrito se recuerda que la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje de la GV, aprobada el pasado año, “prioriza la culminación de los desarrollos existentes y las actuaciones de rehabilitación y renovación urbana frente a nuevas ocupaciones del territorio” y, además, que parte de la superficie de huerta que se propone reclasificar “está incluida dentro de la Infraestructura Verde de la Comunitat Valenciana”, una herramienta de planificación supramunicipal que debe atenderse, por lo que no cabe su reclasificación.

Otra de las alegaciones hace referencia a la naturaleza multifuncional de la superficie agrícola que se propone reclasificar: “constituye un activo agrario, ambiental y paisajístico excepcional por su escala y naturaleza que contribuye a la singularidad y atractivo de la ciudad Valencia, de manera que la reclasificación propuesta compromete de forma irreversible la conservación y preservación de este espacio agrario periurbano”.

La Agencia Europea del Medio Ambiente sólo identifica cinco paisajes similares a la Huerta de Valencia en toda Europa, tres de ellos en Italia. Según el COIAL, esta superficie agrícola “forma parte de un agrosistema multifuncional de gran valor que convierte a la ciudad de Valencia en un ejemplo único de conservación y preservación de espacios agrarios periurbanos”, es decir, que la huerta de Valencia, “además de producir alimentos, produce una serie de externalidades que impiden compensar el impacto de su destrucción”.

El Colegio de Ingenieros Agrónomos se ha mostrado confiado en que las alegaciones presentadas serán tenidas en consideración, puesto que la huerta de Valencia es un bien único cuya preservación está por encima de toda duda.

1 Comentario

  1. Os comento amigos:

    llavamos 12 años en Valencia de discriminacion en Proyectos de tecnologia y grandes parques y jardines.

    amigos mios: Valencia NO se merece esperar: NI UN SEGUNDO MAS.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here