Un estudio revela que en La Coma existe mayor predisposición a la convivencia entre culturas que en barrios similares de España

0
68

En el barrio de La Coma de Paterna confluyen personas de diversas razas, nacionalidades, religiones y culturas. Esto lo convierte en un barrio multicultural pero es la predisposición de sus vecinos a la tolerancia y el respeto, plasmada en las conclusiones de una exhaustiva encuesta, puede convertir a La Coma en una verdadera barriada intercultural y ejemplo de convivencia.
Y es que en el barrio paternero, se ha reflejado un mayor porcentaje de encuestados que se sitúan entre la convivencia y la coexistencia, en concreto, el 81%, que en otros barrios de similares características estudiados en toda España donde el porcentaje de hostilidad entre culturas diferentes es mayor.

Son datos de la encuesta llevada a cabo en el marco del proyecto de Intervención Comunitaria Intercultural que desarrolla la Obra Social La Caixa en 17 barrios de diferentes ciudades españolas entre las que se encuentra La Coma de Paterna. En rueda de prensa, el director del Área de Integración Social de la Fundación La Caixa, Marc Simón, y el director científico del proyecto, el catedrático de Antropología Social de la Universidad Autónoma de Madrid, Carlos Giménez, han explicado los resultados de la encuesta acompañados de la primer teniente de alcalde de Paterna, Sara Álvaro.

En este proyecto, de ámbito estatal e intervención local, están implicados el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), un total de quince ayuntamientos y diecisiete entidades locales, como es el caso de Fundación Secretariado Gitano en Paterna.

Giménez ha explicado que los “positivos” resultados de la encuesta en La Coma pueden responder al propio origen del barrio que nació y creció como un barrio de inmigrantes y a las iniciativas llevadas a cabo tanto por los vecinos y asociaciones cívicas y culturales como por los gobernantes municipales que, en su opinión, “han hecho un buen trabajo”.

Sin embargo, ha destacado que existe un amplio número de encuestados que, ante la pregunta de si la inmigración tiene ventajas o inconvenientes, se sitúan en una ambivalencia que, con la situación de crisis económica, puede derivar hacia la hostilidad en lugar de hacia la convivencia. Por ello, el antropólogo ha advertido a las autoridades locales que no abandonen las políticas de integración para prevenir futuros conflictos y tensiones de origen cultural o religioso en el barrio que, aunque ahora apenas se dan, pueden aparecer como existen en otras zonas de similares características en España.

Esta encuesta, realizada en 2010, servirá para contrastar los resultados de las actuaciones del proyecto en La Coma pues se repetirá a finales de este 2012 para advertir posibles cambios de tendencia en las opiniones de los vecinos después de la creación de grupos de trabajo que buscan la integración de las diferentes culturas presentes en el barrio y que los vecinos tomen conciencia de que, juntos, pueden sentar las bases de una reactivación del tejido social y económico de esta zona de Paterna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here