Un control rutinario permite detener en Paterna a dos personas con más de una decena de órdenes de búsqueda y captura

0
85

control-policía-paternaUn control rutinario de la Policía Local de Paterna finalizó en la tarde de ayer con la detención de tres personas que viajaban en un vehículo que se saltó el control e intentó darse a la fuga. Posteriormente, se constató que dos de ellos eran requeridos por Guardia Civil y Policía Nacional dado que al parecer “pertenecen a un grupo delictivo muy buscado por numerosos robos con fuerza”.

Uno de los detenidos contaba con doce órdenes de búsqueda y captura emitidos por distintos juzgados, mientras que sobre el segundo pesaba una orden de ingreso en prisión. Fuentes de Policía Local confirmaron que uno de los supuestos delincuentes era buscado sin éxito por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desde hace más de tres años.

La detención se produjo tras una intensa persecución policial en la que se puso de manifiesto la profesionalidad de los agentes y mandos implicados, tanto por su perseverancia como por la coordinación en las comunicaciones que fue vital para lograr la detención. Cuatro agentes y un oficial de Policía Local de las Unidades Seguridad Ciudadana, UVIF y Delta se encontraban en la rotonda de las calles Ciudad de Lliria con Villa de Bilbao realizando el control de documentación y alcoholemia cuando uno de ellos observó un “movimiento sospechoso en uno de los vehículos”. Cuando procedió a darles el alto el vehículo en cuestión, éste hizo un amago de detenerse para posteriormente darse a la fuga, teniendo que apartarse un oficial de Policía Local ante el riesgo de ser arrollado. Inmediatamente se inició una persecución en la que además de los agentes que se encontraban en el control intervinieron hasta cinco nuevos agentes y otro oficial que se encontraban cerca.

La reacción inmediata propició que a tan sólo 500 metros del punto en el que se dio la fuga, el vehículo sospechoso fuera interceptado, cuando un coche de la Policía Local le cerró el paso. En ese momento dos varones que se encontraban en su interior procedieron a iniciar una huida a la carrera, saltando diversas vallas de empresas de la zona. La persecución se prolongó por unos 20 minutos hasta que ambos sospechosos pudieron ser detenidos, junto a la conductora, esta última acusada de un delito contra la seguridad vial. Durante el registro del vehículo se intervino un cuchillo de unos 14 centímetros de hoja y un tubo metálico doblado en forma de pata de cabra, elemento comúnmente utilizado para forzar puertas o persianas.

El intendente General de Policía Local, Leopoldo Bonías, ha indicado que controles de documentación y alcoholemia como el desarrollado ayer son actuaciones rutinarias de la Policía Local de Paterna con las que se pretende el doble objetivo de reforzar la seguridad vial y al mismo tiempo la seguridad ciudadana.

La Policía Local desarrolla este tipo de dispositivos en distintos puntos del casco urbano, zonas residenciales y zonas industriales, tanto en colaboración de la Policía Nacional como de manera independiente. La concejala responsable de Seguridad Ciudadana, Sara Álvaro, agradeció a los agentes y mandos de la Policía Local su meritoria acción y consideró que es “una nueva prueba del buen hacer e implicación de este colectivo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here