Un censo revela la existencia de 870 parcelas agrícolas abandonadas

0
43


En este sentido, la concejal de Agricultura de Puçol, Pepa Conesa, ha recordado que en 2003 el equipo de Gobierno comenzó a trabajar en el plan de identificación y limpieza de las parcelas agrícolas abandonadas, un proyecto que se paró en 2004, tras la moción de censura, y que se reactivó en 2009, con su vuelta a la concejalía.

“El año pasado, cuando volvimos al equipo de gobierno, mi primer proyecto como concejal de agricultura fue finalizar ese censo agrícola”, ha señalado Conesa.

Los resultados de ese estudio revelan que un total de 870 parcelas agrícolas del término municipal están abandonadas y que en muchos casos son el origen de plagas o el lugar perfecto para que germine un virus que acabará afectando a los campos colindantes.

La tarea no es fácil: hay que identificar los dueños de cada una de las parcelas, avisarles de la obligatoriedad de limpiarlas y mantenerlas en buen estado, realizar nueva inspección para comprobar el estado de cada parcela y, si aún hay alguno que no ha cumplido con lo que marca la ordenanza agrícola, pasar a las sanciones económicas.

“La gente está limpiando las parcelas. De hecho, hay quien ni siquiera sabía que el abandono tiene penalización”, asegura la edil, que apunta que ya se ha realizado la primera fase de identificación.

Así, asegura que “en general, los dueños están respondiendo bien, porque una vez se les explica, son conscientes de los problemas que pueden generar a sus vecinos y la gran mayoría se está preocupando de que las parcelas estén limpias”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here