El TSJ confirma la pena de 18 años de prisión a la mujer que asfixió a su hijo en Almàssera

0
484

La Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha rechazado el recurso de apelación en su integridad y ha confirmado la sentencia impugnada por la que se condenaba a una mujer vecina de Almàssera a 18 años de prisión por el asesinato de su hijo de cinco años en mayo de 2015.

La defensa de la condenada presentó recurso de apelación contra la sentencia de la Audiencia Provincial del 2 de junio solicitando una rebaja de la pena de 18 a 16 años de prisión alegando que la mujer se encontraba en una situación de depresión por la situación familiar.

La mujer explicó que notaba que su marido se alejaba de ella y de su hijo y, por ello, quiso volver a su país, Nicaragua, con el pequeño para estar con su familia pero su marido no lo permitió. Además, el recurso también apunta la circunstancia de que reconoció los hechos desde el primer momento y mostró siempre arrepentimiento.

El Tribunal considera, sin embargo, que el estado de ansiedad y depresivo que presentaba la acusada en el momento de cometer el asesinato ya fueron tenidos en cuenta como atenuantes y por ello, no se le aplicó la pena máxima de 20 años contemplada en el Código Penal a pesar de concurrir también el agravante de parentesco. Por ello, ha rechazado el recurso y ha confirmado la pena de 18 años de prisión que también incluía el pago, por responsabilidad civil, de 100.000 euros al padre del menor y de 10.000 euros a cada uno de los cuatro hermanos por parte de padre.

Los hechos ocurrieron en Almàssera el 23 de mayo de 2015. Alrededor de las 7.50 horas, el marido de la acusada y padre del menor salió a trabajar y dejó a ambos durmiendo en la misma habitación. Sobre las 10.30 horas, la madre del pequeño le suministró un fármaco para dormir. A las 13 horas, el niño seguía tendido en la cama y su madre aprovechó para coger un almohadón y presionarlo sobre el niño hasta asfixiarlo. Después, se hizo una herida leve en el abdomen y se tumbó en la cama con el cuerpo del pequeño encima.

Al llegar su marido a casa alrededor de las 13.30 horas, tomó al pequeño en brazos y lo llevó al centro de salud de la localidad donde ingresó cadáver. Según la sentencia de la Audiencia, la acusada tenía la capacidad de conocimiento y comprensión plenamente conservada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here