Anulada la sentencia que absolvió a 2 guardias civiles del puesto de Tavernes de pertenecer presuntamente a una red de tráfico de drogas

Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo ha anulado la sentencia de la Audiencia Provincial de Valencia que absolvió a 11 personas, entre ellas 2 guardias civiles del puesto de Tavernes Blanques, acusadas de pertenecer a una red dedicada al tráfico de cocaína, tras declarar nulas las escuchas telefónicas y las demás pruebas derivadas de estas.

El Tribunal ordena que se dicte nueva sentencia valorando el resultado de las intervenciones “realizadas de acuerdo con las exigencias constitucionales y legales previstas en el ordenamiento”, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

De esta manera, declara nulas las escuchas telefónicas y las demás pruebas derivadas de las mismas (registros y declaraciones de acusados en la instrucción).

La nulidad también afectó a otros 6 acusados que sí fueron condenados al admitir en el juicio su participación en los hechos.

Los magistrados estiman el recurso de casación interpuesto por el Ministerio Fiscal contra la sentencia al considerar que el auto que acordó las intervenciones estaba suficientemente motivado y proporcionado.

La Sala Segunda del Tribunal Supremo indica que la resolución que autorizó las escuchas “cumple con las exigencias de judicialidad, proporcionalidad y necesidad precisas para poder ser integradas en el acervo probatorio de la causa debiendo proceder a su valoración para conformar una convicción judicial sobre los hechos y la participación de los acusados”.

El caso se refiere a un juicio a una banda que introducía contenedores cargados de cocaína en el puerto de Valencia para su posterior extracción y colocación en el mercado negro.

Los guardias civiles, del área de investigación del puesto de Tavernes Blanques, estaban acusados de proporcionar al supuesto cabecilla de la trama apoyo e información sobre vehículos policiales camuflados y de investigaciones que pudieran entorpecer o frustrar sus planes, a cambio de vehículos de alta gama.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *