Torrent señalizará la situación exacta de la antigua ermita de San Gregorio

0
83

Torrent-ermita-san-gregorio-1906-jose-martinez-aloy

Con el objetivo de que la historia de Torrent no caiga en el olvido y de que los vecinos de Torrent conozcan el origen del topónimo “San Gregorio”, que da nombre hasta tres localizaciones del municipio, el Ayuntamiento de Torrent situará un panel ilustrativo en el que se podrá ver una fotografía de la primera década del siglo XX y un pequeño texto informativo sobre la antigua ermita de San Gregorio Obispo de Ostia que databa del siglo XVII y que quedará ubicado junto a la cruz de término que todavía puede verse entre la actual carretera Real de Montroi y la calle Ermiteta.

Así, los vecinos del barrio San Gregorio, construido tras la riada del año 1957 para ubicar a los afectados por el desastre meteorológico donde también se construyó la ermita actual que recibe el mismo nombre, el campo de fútbol San Gregorio y el mercado municipal San Gregorio, encuentran el origen del topónimo en esta ermita.

Se trata de un santuario que fue construido por Joseph Ferrer a principios del siglo XVII, “La hermita de San Gregorio está fuera del pueblo a la parte el monte, es mui capaz y curiosa, con casas agregadas, echo todo en este siglo por Joseph Ferrer, recogiendo limosnas y por su testamento” según cita en su manuscrito Miguel Eugenio Muñoz, conservado en la Biblioteca de la Reial Acadèmia de la Història.

Al parecer, y según cuenta el historiador Silvino Beneyto Tasso en su estudio de 1912 Guía histórico descriptiva de la villa de Torrente, la ermita estaba situada en otro lugar y en el año 1734 fue reconstruida: “A los diez días del mes de marzo del año 1974 el doctor D. Pascual Sánchez, presbítero de orden verbal del señor Visitador General, visitó la hermita del glorioso San Gregorio Obispo de Ostia, eregida nuevamente en el término del lugar de Torrente”.

La ermita de San Gregorio desempeñó diferentes funciones a los largo de tres siglos, pues según un artículo publicado por los historiadores José Ramón Sanchís y José Royo en el BIM de diciembre de 1982, la ermita sirvió como lazareto dando cobijo a los enfermos de fiebre amarilla a principios del siglo XIX. Finalmente la ermita fue derruida en los años ’40 por el mal estado en el que se encontraba.

Situada junto a una de las cuatro cruces de término del municipio, Torrent todavía conserva la cruz que fue reconstruida tras su derrocamiento durante la Guerra Civil.

Así, la alcaldesa de Torrent, Amparo Folgado, ha querido acercarse hasta el lugar en el que se encontraba la ermita y donde se situará el panel ilustrativo de la ermita acompañada por el concejal de Medio Ambiente, José Gozalvo, y la concejal de Urbanismo, Marisa Martínez. “Una iniciativa gracias a la cual los vecinos de Torrent sabrán que hasta mediados del siglo pasado existía esta ermita, conociendo también el origen que da nombre a su barrio”, ha destacado la alcaldesa.

“La imagen del panel ayudará a reconocer el aspecto que tenía la ermita y la localización en la que se encontraba, así como dar sentido a la cruz de termino que está situada en el mismo lugar”, ha destacado Gozalvo. El panel será ubicado bajo la cruz para que se pueda leer con facilidad desde la acera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here