Torrent culmina una multitudinaria Semana Santa a pesar de la constante amenaza de lluvia

0
18

La Semana Santa torrentina ha acabado con el tradicional Encuentro glorioso que ha podido con normalidad gracias a que el mal tiempo dio el domingo una tregua a las cofradías. A pesar del mal tiempo que se esperaba, cientos de vecinos y visitantes presenciaron los múltiples actos de la Semana Santa de Torrent.
Pero no todo fueron buenas noticias y es que el miércoles se tuvieron que suspender todos los actos por amenaza de lluvia. Aunque dejó de llover sobre las 20 horas, las cofradías decidieron no salir ante la amenaza de que volviera a empeorar el tiempo.

El traslado de Jesús de Medinaceli, el Encuentro de la Verónica, el traslado y representación de las Tres Caídas de Jesús en el Camino del Calvario, la procesión penitencial de las Miradas de Cristo, el Via Crucis de la Hermandad del Descendimiento de la Cruz, Santa María del Testimonio y San Juan del Protesto, la procesión de Oración y Penitencia de la Hermandad de la Oración del Huerto y el traslado del Paso del Prendimiento de Jesús tuvieron que ser anulados.

Pero el Jueves Santo pudieron retomarse los actos con un fervor renovado ante la constante amenaza de la lluvia y la decepción del miércoles. El traslado penitencial del Paso del Santo Cáliz abrió el turno de procesiones en el Jueves Santo de Torrent a partir de las 20:30 horas desde la parroquia de San José llegando hasta la Casa Museo de Semana Santa.

Una hora más tarde salió desde Monte-sión el traslado del Paso de Jesús Nazareno y San Simón Cirineo acompañado por la Hermandad de la Santa Faz. A las 22 horas fue el turno del traslado procesional del Santo Entierro que partió de la Plaza de la Iglesia. A la misma hora comenzaba la procesión penitencial de la Hermandad del Ecce-Homo, que hubo de agilizarse también por la presencia de la lluvia, junto al traslado procesional de la M.I. Hermandad Virgen de los Dolores. Tras el chubasco se recuperó el orden de procesiones y pasada la media noche, finalizaron los actos del Jueves Santo con la solemne Procesión del Silencio, la Procesión de los Faroles y el traslado penitencial de la Vera Cruz.

El viernes, los festejos de Semana Santa han comenzado a las 9 horas con el Encuentro Doloroso de la Virgen de los Dolores con Jesús de Nazareno en la Plaza Mayor, junto a la Torre. La lluvia ha hecho acto de presencia al final del acto, cuando la Reina del Encuentro 2012, Conchín Gómez, ha pronunciado unas palabras seguidas de una oración.

El encuentro ha acabado antes de lo previsto, pero el fervor de los torrentinos ha estado presente hasta el final. Al mediodía, se celebró el traslado procesional del Paso del Divino Costado de Cristo y a las 20 horas tuvo lugar la procesión del Santo Entierro desde la Casa Museo de Semana Santa, uno de los actos principales.

Las 17 hermandades torrentinas salieron a las 20 horas siguiendo el itinerario previsto. Comenzaron en el Museo de la Semana Santa pasando por la Avinguda al Vedat y terminando en la Parroquia de Nuestra Señora de Monte-Sión donde tuvo lugar la adoración al Cristo Yacente.

Tras ellas, la alcaldesa de Torrent, Amparo Folgado, procesionó junto a la consellera de Educación, Formación y Empleo, Mª José Català, el presidente de la Junta de Hermandades de la Semana Santa, José Vicente Yago, el Hermano Mayor Supremo, José Manuel Alejandro Iborra, y todos los miembros de la corporación municipal que no quisieron perderse este acto tan emotivo. Al Santo Entierro tampoco faltaron las Falleras Mayores de Torrent, Inma García y Irene Andreu, quienes procesionaron junto a los miembros de la Junta Central Fallera.

Después de la visita institucional el sábado a la exposición en la Caja Rural de Torrent para ver el vestido que la Reina del Encuentro, Conchín Gómez, llevaría al día siguiente en el Encuentro Glorioso, el domingo llegó por fin el acto que culmina una de las Semanas Santas más importantes de la Comunitat y que fue declarada Fiesta de Interés Turístico autonómico en 2010.

A las 9 de la mañana, las 17 hermandades, con cerca de 10.000 cofrades, han comenzado su recorrido. Ocho hermandades han salido desde la iglesia de la Asunción y nueve desde la Parroquia de Monte-Sión, entre las que se encontraba la Hermandad del Divino Costado, a la que pertenece la Reina del Encuentro desde bien pequeña.

Así, alrededor de las 10, 30 de la mañana, ha tenido lugar el momento en el que se encuentran las imágenes del Cristo Resucitado y de la Virgen de los Dolores tras la cuál se estaba situada la Reina del Encuentro, Conchín Gómez. Frente a la Torre se ha abierto la Carxofa desde la cuál han caído los Aleluyas, pequeños papeles de colores con poemas. Es el momento del Encuentro Glorioso, cuando todos los cofrades han descubierto su rostro en la gran fiesta de la Resurrección de Jesucristo.

Una vez a los pies de la Torre de Torrent, Conchín y sus dos camareras junto a sus 15 pajes han sido recibidas por el párroco de la Parroquia de la Asunción, la alcaldesa de Torrent, Amparo Folgado, el presidente de la Junta Central de Hermandades de la Semana Santa, José Vicente Yago, el Hermano Mayor Supremo, José Manuel Alejandro Iborra, miembros de la corporación municipal, familiares y amigos.

La reina de este año, Conchín Gómez, ha lucido un traje de seda blanco roto con brocados en oro y una capa de terciopelo azul de 6 metros de largo por 3 de ancho con un bordado artesanal, todo ello inspirado en el siglo XVIII. Una larga capa que han llevado 15 pajes, niños y niñas de entre 4 y 5 años que acompañan a la Reina en su recorrido hasta el Encuentro Glorioso najo la Carxofa.

La figura de la Reina del Encuentro y Ángel de Resurrección representa a Doña Germana de Foix, virreina de Valencia que posteriormente fue esposa del rey Fernando el Católico, quien según cuenta la tradición visitó en diferentes ocasiones la ciudad y presidió el Encuentro Glorioso de la Virgen con Jesús Resucitado a principios del siglo XVI. Esta figura de Reina del Encuentro es única en toda España y que la hace más singular la Semana Santa de Torrent.

Fue la propia virreina quien estableció que fuera una joven de Torrent quien la representara cuando ella no estuviese presente en este singular acto. Desde entonces, esta tradición sigue vive y hace más singular aún la Semana Santa de Torrent, una de las más participativas y arraigadas de la Comunitat Valenciana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here