Sólo seis de los catorce concejales del PP se suman a la rebaja voluntaria del sueldo

0
68

No estaba previsto a pesar de haberse exigido por oposición, sindicatos y trabajadores. El pleno iba a debatir los recortes del sueldo a los funcionarios pero no había ninguna propuesta que supusiese una rebaja en los salarios de concejales y asesores. Sin embargo, el alcalde, Lorenzo Agustí, propuso una rebaja voluntaria del 6% a la que sólo se acogieron seis de sus catorce concejales.
Sin consultarlo con nadie y fuera del orden del día, Agustí anunció que se iba a rebajar su sueldo en un 7% pero no quiso obligar a ninguno de los concejales ni asesores, ni del equipo de Gobierno ni de la oposición, a asumir el recorte recomendado por la Federacion Española de Municipios y Provincias que considera alcanzado con la congelación de salarios desde 2007, lo que ha hecho perder un 6, 1% del poder adquisitivo.

Así pues, la rebaja era voluntaria. El alcalde ordenó un receso en el pleno para que cada edil y asesor decidiera lo que considerara oportuno y las respuestas fueron para todos los gustos. Mientras el grupo de Compromís aceptó la invitación tanto para su concejal como para las asesoras, en el equipo de Gobierno, no hubo unanimidad. Mientras seis ediles se sumaron a Agustí en la rebaja del sueldo, otros ocho decidieron no aceptar la invitación y mantener sus salarios. En cuanto a sus asesores, sólo uno de los diez que tiene el equipo de Gobierno rechazó el recorte salarial.

Por su parte, los socialistas abandonaron el pleno al considerar que Agustí “ninguneó” la moción aprobada en el pleno anterior en la que se pedía secundar la propuesta de la FEMP para rebajar los salarios de todos los miembros de la corporación municipal.

Para el PSPV, que aún no se ha pronunciado sobre si aceptará o no el recorte, la rebaja debería de ser obligatoria para todos los cargos electos y cargos de confianza del Ayuntamiento y, también, para los altos cargos y directivos de las empresas municipales Gespa y Sumpa que, según los socialistas, suponen un gasto de más de un millón de euros en personal.

“Falta de autoridad”

Para Compromís, la propuesta “voluntaria” de Agustí evidencia una “absoluta falta de autoridad” del alcalde ya que sólo se sumaron a la misma seis de los catorce concejales del equipo de Gobierno.

El grupo de la oposición considera que, en el mismo pleno que se aprobaba un importante recorte en los sueldos y complementos de los funcionarios, “era lógico que lo concejales del equipo de Gobierno dieran ejemplo, pero no fue así”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here