Sinidicato y Sanitat resuelven el conflicto que “amenazaba” con dejar sin asistencia urgente a municipios del Hospital de Manises

0
67

Representantes del Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV) y de la empresa Sanitas-Ribera Salud llegaron ayer a un acuerdo para acabar sustituir los contratos por horas para guardias por otros laborales fijos y poner fin de este modo al conflicto que amenazaba con dejar sin asistencia médica urgente a los municipios dependientes del nuevo Hospital de Manises, según informaron hoy fuentes sindicales en un comunicado.
El acuerdo se cerró el pasado viernes entre el departamento de salud de Manises y la plantilla de médicos que presta servicio de atención continuada en los centros de atención primaria del área. El acuerdo mejorará las condiciones laborales de los 33 médicos que atienden las poblaciones adscritas al departamento de salud, y garantizará una atención sanitaria de calidad y permanente para los 147.000 ciudadanos a los que da cobertura.

La negociación se ha llevado a cabo con la plataforma que representa a estos facultativos y ha permitido llegar a un acuerdo satisfactorio entre ambas partes, que aún habrá de ser ratificado por la asamblea de la coordinadora de médicos. El encuentro de posiciones facilitará la transformación de los contratos de guardias, que hasta ahora tenían los médicos de atención primaria continuada, por contratos fijos e indefinidos con unas condiciones favorables para todos ellos.

Se consigue así una estabilidad laboral para los profesionales que prestarán el servicio con todas las garantías, y redundará en beneficio de la calidad asistencial del área, según han informado fuentes del hospital de Manises.

El departamento de salud de Manises es un área de nueva creación constituida a partir de la puesta en marcha del Hospital de Manises. Comprende las poblaciones de Manises, Buñol, Alborache, Macastre, Yàtova, Cheste, Chiva, Quart de Poblet, Godelleta, Turís, Loriguilla, Riba-roja y Aldaia, y a una población de 147.000 habitantes.

Los facultativos de estos puntos de atención continuada del departamento de Manises habían decidido presentar su cese colectivo con fecha 22 de julio, que se haría efectivo el 5 de agosto debido a sus reivindicaciones contractuales.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI•F) emitió un comunicado en el que respaldaba la propuesta de mejoras laborales de los médicos a pesar de no considerar oportuna la petición de cese voluntario como medida de presión.

Los médicos afectados reclamaban tener las mismas condiciones que los trabajadores de los centros de salud publicos. Por ese motivo demandaron la aplicación de idéntico coeficiente reductor que otras categorías de la Conselleria, de manera que cada hora nocturna se les contabilice como 1, 25 horas dentro del cómputo global anual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here