Mestre (Silla en Democracia), sobre Podem CV: “Creo que hay muchas cuestiones que hemos perdido de vista”

0
950

Podem en la Comunitat Valenciana se enfrenta a su semana decisiva. Tras la II Asamblea Ciudadana celebrada el pasado domingo, han comenzado ya las votaciones para escoger la candidatura a liderar el partido en la Comunitat. Se enfrentan tres opciones, lideradas por Antonio Estañ, Pilar Lima y Fabiola Meco (candidatos a la Secretaría General), y en la primera de ella participa, como miembro de Profundización Democrática, el concejal de Transparencia del Ayuntamiento de Silla, Salvador Mestre, encargado de defender el documento elaborado por esta corriente en la Asamblea del domingo. Hablamos con él sobre este proceso que definirá el nuevo Podem en la Comunitat Valenciana.

Salva Mestre (d) junto a Antonio Estañ en la II Asamblea Ciudadana de Podem CV.

Pregunta: Dentro de Podemos, formas parte de la corriente Profundización Democrática, ¿quiénes sois y qué tipo de propuestas hacéis?

Respuesta: Básicamente, somos una corriente de innovación democrática en Podemos que retoma el más puro carácter democratista que estalló en las plazas del 15M. Somos un grupo de activistas venidos de distintos lugares, no solo de distintos activismos sino también de distintos lugares geográficos, unidos por los valores puramente democratistas, entendiendo siempre los avances democratistas como herramientas para evolucionar hacia una mayor cohesión de la comunidad y, por tanto, hacia una mayor justicia social.

Estuvimos presentes con nuestras propuestas en el primer congreso fundacional de Podemos. Lideramos la confluencia de más de 30 equipos distintos para diseñar la propuesta organizativa Sumando Podemos, que fue apadrinada por los entonces eurodiputados Pablo Echenique, Lola Sánchez y Teresa Rodríguez, porque nuestro documento fue el fundamento sobre el que, en base a enmiendas consensuadas entre todos, se diseñó el documento Sumando Podemos. Posteriormente, en las votaciones preliminares al Vistalegre 2, nuestra propuesta quedó la primera detrás de las tres más mediáticas y eso nos confirmó como una propuesta de peso. Para la propuesta organizativa en Vistalegre 2, acordamos un documento conjunto con el equipo Recuperar la Ilusión de Iñigo Errejón tras no haber logrado acuerdos con Podemos para todas, de Pablo Iglesias, ni Podemos en Movimiento, de Miguel Urbán. Nuestra intención no fue apoyar una candidatura, sino influir en el diseño organizativo de Podemos para lograr la máxima conjugación de democracia y eficacia. Ahora bien, a nivel estatal no había diferencias sustanciales entre las tres candidaturas en cuanto a su trayectoria capaz de aglutinar amplios sectores internos, pero a nivel autonómico el escenario es distinto.

P: En esencia, ¿qué distingue Una Marea per Aprofundir el Canvi de las otras dos candiaturas?

R: Varias cosas y absolutamente claves. En primer lugar, ambos espacios acumulan una larga trayectoria de encuentros y actividad política encaminada a cohesionar proyectos renovadores para Podem. No son, por tanto, simples candidaturas conformadas de cara a concurrir a la Asamblea Ciudadana Valenciana con el mero objetivo de acceder a puestos de poder orgánico. Ello las condenaría a ser proyectos continuistas de uno u otro tipo. Sin embargo, son, más bien, espacios políticos que se definen por la voluntad de trazar proyectos sólidos y autónomos para Podem en el territorio, aglutinando a la militancia y a los activistas, con y sin cargos orgánicos e institucionales. Son espacios muy plurales, diversos y muy arraigados en el territorio. Esa potencia democrática se ha expresado incontestablemente en que han sido los dos únicos espacios capaces de realizar primarias abiertas para conformar sus candidaturas de forma completamente abierta. Todo el mundo ha podido participar, presentándose como candidato y eligiendo a los candidatos. Esa demostración de ejercicio democrático y de integración de la pluralidad es el mejor ADN Podem y, por ello, Profundización Democrática, como corriente de innovación democrática, hemos confluido con ellos aportando colaborativamente nuestra contrastada experiencia para el diseño organizativo del futuro Podem valenciano.

P: La propuesta que lideran Estañ y Mínguez es el resultado de la confluencia de tres candidaturas. Teniendo en cuenta que son tres las que llegan al congreso, hablamos de mínimo cinco corrientes en el País Valencià, ¿está Podemos dividido o es precisamente el debate lo que da su carácter diferenciador a Podemos?

R: Es evidente que en Podem atesoramos una diversidad y una pluralidad admirables. Eso se expresa en una multiplicidad de propuestas, lo cual nos enriquece y fortalece no sólo la organización sino también la solidez de nuestras propuestas y de nuestro proyecto político conjunto para el País Valencià. Y esto es así porque todos somos conscientes del objetivo común: la profundización del proceso de cambio político que está en marcha en nuestra tierra. Por eso “Una Marea per Aprofundir el Canvi” hemos confluido con generosidad en un proyecto definido de renovación de Podem y así hemos demostrado nuestra voluntad de encarnar lealmente el mandato emanado de Vistalegre II donde todas y todos coreamos con fuerza que queríamos unidad y humildad. “Una Marea per Aprofundir el Canvi” somos una candidatura de unidad para relanzar el proyecto de Podem en nuestra tierra con humildad y voluntad integradora. Y su liderazgo, de hecho, es coral alrededor del Antonio Estañ. Mínguez es la cabeza más visible de Aprofundir el Canvi, uno de los tres espacios que hemos confluido, pero el también diputado autonómico Daniel Geffner es, a su vez, la cabeza más visible de Marea Valenciana. Ambos espacios han confluido en todos los aspectos: en candidatura unitaria, en proyecto político y también en el proyecto organizativo donde nosotros hemos desempeñado un papel colaborativo fundamental. Esta confluencia incluye la figura de Antonio Estañ, un hombre de consenso, como candidato a la Secretaría General de Podem.

P: Aun insistiendo en hacer una nueva política, son conscientes de que hay muchos votantes anclados en la vieja forma de hacer política, ¿su objetivo es gobernar o consolidarse como oposición?

R: Podemos nació para ganar un país para su gente. Y Podem debe hacer lo propio en el País Valencià. Por ello, la responsabilidad de Podem pasa por afianzar un proyecto renovador capaz de aglutinar las esperanzas de cambio real hacia una realidad política más democrática en todas las dimensiones de la palabra: tanto a nivel de regeneración de las instituciones, en clave de control ciudadano y mecanismos de decisión participativos, como de defensa de los derechos humanos y sociales para expandir y fortalecer la justicia social frente a la progresiva erosión de los servicios públicos, incluyendo la justicia, por parte del statu quo. Si en Podemos hablamos de trama es porque con ello se significa un conglomerado de poder que se pretende impune interrelacionando diversas esferas de poder e influencia alrededor de intereses anti-populares. Es cierto que todavía persisten amplias capas de población que aún se anclan a lo conocido, lo tradicional. Pero también es cierto que esto está cambiando muy rápidamente, que Podemos ha sido un factor esencial en este proceso y que ese protagonismo está llamado a culminar en una nueva forma de entender el poder para una España socialmente avanzada del siglo XXI donde Podemos, sin duda, está llamado a afrontar sin vacilación el reto de asumir posiciones de gobierno. Ya lo hemos hecho: ahí están los ayuntamientos de cambio como punta de lanza de un nuevo escenario global para el futuro a medio plazo.

Está muy bien analizado que Podemos ya es la primera opción de gobierno en la franja demográfica inferior a los 45 años. Es una necesidad ineludible ampliar el espectro hacia nuestros mayores, quienes muestran posicionamientos ideológicos en general más conservadores. El reto de Podemos es lograr transmitir el hecho de que conservar los logros en materia de derechos sociales y redistribución de la renta, para conservar la dignidad de nuestra gente, pasa por renovar las estructuras de poder y desalojar a quienes desde hace tiempo los ocupan al margen de las mayorías sociales.

Podemos está consolidando posiciones sólidas, tanto en gobiernos de cambio en municipios como en labores de oposición. Ambas cosas forman parte de un mismo proceso cuyo avance no debe dejar de relanzarse hacia el cambio político, lo cual pasa por consolidar posiciones de gobierno contando con la base social suficiente como para lograr revertir las inercias profundamente regresivas que se despliegan desde hace ya demasiado tiempo.

P: En dos años de legislatura con Podemos en Les Corts como ‘colaborador necesario’, ¿qué balance hace?

R: Para hacer este análisis habría quizá que centrarse en dos ideas. En primer lugar, nos hemos visto atrapados en una contradicción importante: para que no gobierne el PP damos apoyo a un gobierno presidido por uno de los artífices de que Rajoy gobierne en España. Es posible que nos haya pesado más la responsabilidad histórica de echar al PP del Consell, que es algo que está muy bien, pero es obvio que esa era sólo la primera parte del trabajo. Dentro de poco se cumplirán dos años de la firma del Acord del Botànic. Y, ¿cuál es el balance? ¿Cuánto ha mejorado la vida de la gente? ¿Cuál ha sido nuestro papel a la hora de empujar en que los cambios sean reales? Ahora mismo se hace necesario que la ciudadanía valenciana, los movimientos sociales, revisen ese acuerdo y que lo auditen, que nos digan qué se ha cumplido y qué no, que nos digan qué falta y qué hay cambiar. Desde “Una Marea per Aprofundir el Canvi” no tenemos ningún tabú a la hora de hablar de política institucional, a ser exigentes, a ser oposición, porque tenemos claro que si Podemos existe es para ser útil a los intereses de la ciudadanía, no para mantener un partido de moqueta y coktail. Personalmente creo que hay muchas cuestiones que hemos perdido de vista y en las que tendríamos que habernos esforzado mucho más: ¿Qué ha ocurrido con nuestra propuesta de Renta Básica, con la Auditoría Ciudadana de la Deuda, con la puesta en marcha de un modelo productivo distinto para el País València?

Por otra parte, hay algo que cuestionar con respecto a la actividad institucional En sí misma: es burocrática y está naturalmente separada de la política de calle de la que venimos muchos. Casi da la sensación de que al entrar en el parlamento dejamos de ser activistas para convertirnos en funcionarios cuyo mayor cometido es redactar PNLs (propuestas no de ley). Y esa tendencia es algo que debería haberse prevenido y revertido desde la propia dirección del Grupo Parlamentario. Entre otras cosas, por eso vamos a una nueva Asamblea Ciudadana Valenciana a reelegir  nuestro órgano directivo y nuestra Secretaría General. Pondré un ejemplo: nuestros cargos públicos cobran 3 salarios mínimos interprofesionales y renuncian al resto para no dejar de parecerse al pueblo al que representan. Por su parte, los parlamentarios de los demás partidos llegan a cobrar más de 5000 euros al mes, lo cual es completamente intolerable. Esa medida autoimpuesta no refleja símplemente nuestra voluntad moral de ser austeros, sino que es todo un compromiso político sobre cómo deben funcionar las instituciones, cómo deben des-burocratizarse, cómo sus miembros deben bajar realmente a la calle. Y debíamos haber sido mucho más efectivos haciéndola valer. Sinceramente, espero que varias de estas cosas cambien con la elección de la nueva dirección de Podem. Tenemos dos años para hacer grandes cosas y una responsabilidad enorme con la gente humilde.

P: ¿La opción de una Marea per Aprofundir el Canvi se notará más en el funcionamiento del partido o en el de los grupos en las instituciones? ¿Cómo afectará a la labor de los concejales, por ejemplo, una nueva dirección liderada por Estañ?

R: El proyecto de “Una Marea per Aprofundir el Canvi” posee una visión integral tanto para la renovación de Podem como para relanzar el desarrollo del proceso de cambio que ya está en curso, porque entendemos Podem como un elemento necesario e imprescindible en ese proceso. Ambas cosas van de la mano y no debemos seguir entendiéndonos a nosotros mismos como meros comparsas porque Podem está llamado a protagonizar un papel fundamental y todavía pendiente en la rearticulación de un valencianismo renovado capaz de defender a su gente, en toda su riqueza y diversidad, frente a los proyectos de destrucción popular que se han venido aplicando en el País Valencià desde hace décadas.

En este firme compromiso e ilusionante labor, fortalecer la organización conllevará necesariamente mejoras en todos los aspectos, apuntando como uno de los elementos fundamentales la potenciación de los Círculos de Podem, porque son espacios de participación ciudadana directa para tejer comunidad y fraternidad con un inmenso potencial de transformación política y social. El municipalismo es sin duda un reto fundamental y la actividad parlamentaria deberá orientarse desde la conexión directa y fluida con las demandas populares y las necesidades reales de todas las gentes de nuestra tierra.

P: ¿Temen que una victoria suya en el País Valencià pueda acarrearles conflictos con la Dirección Nacional?

R: En absoluto. La lealtad al proyecto estatal de Podemos está fuera de toda duda. En “Una Marea per Aprofundir el Canvi” hay muchas compañeras y compañeros, incluyendo a algunas personalidades muy destacadas, que en los procesos estatales se alinearon con Pablo Iglesias y su equipo “Podemos para Todas”. Lo mismo sucede con respecto a “Recuperar la Ilusión” de Iñigo Errejón y “Podemos en Movimiento” de Miguel Urbán. En “Una Marea per Aprofundir el Canvi” hemos demostrado como nadie la capacidad de integrar la pluralidad acorde al mandato de unidad y humildad de Vistalegre II. Esa es la mayor garantía de lealtad con el proyecto estatal y de una inmejorable disposición para trabajar estrechamente con nuestros compañeros y compañeras de la dirección estatal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here