Silla terminará las obras de La Bega a cambio de reubicar el pozo en su antigua ubicación

0
75

El Ayuntamiento de Silla ofreció a la Agrupación de Interés Urbanístico de La Bega para terminar con las obras de urbanización de este polígono, que debía haber ejecutado Llanera, a cambio de retirar la alegación interpuesta contra el acuerdo de Junta de Gobierno por el cual se reubica el motor de los regantes.
El alcalde de Silla, Francesc Baixauli, ofreció una solución pactada a la Agrupación de Interés Urbanístico de La Bega para “poder acabar de una vez por todas” con los problemas que los propietarios de esta urbanización están teniendo por la deficiente ejecución de las obras y que impiden recepcionarlas.

En la reunión, en la que estuvieron presentes los propietarios de La Bega, los regantes del motor y los técnicos municipales, el alcalde ofreció a los afectados el siguiente acuerdo: primero, que se retire la alegación presentada por la Agrupación contra el mantenimiento del antiguo pozo; y segundo, que se encargue al Ayuntamiento la ejecución de las obras básicas para que se pueden dar las células de habitabilidad. Inicialmente será necesario, de acuerdo con este encargo, la valoración económica de dichas obras antes de proceder a su ejecución.

En la actualidad, las obras de urbanización no están recepcionadas por el Ayuntamiento por deficiencias graves en la ejecución. Los técnicos del Ayuntamiento leyeron el informe, en el que los técnicos de la agrupación reconocieron deficiencias en la canalización de pluviales y evacuación de fecales en algunas viviendas.

Así las cosas, el alcalde ofreció a la agrupación realizar las obras pertinentes para dar las células de habitabilidad con cargo a unas partidas de las que dispone el Ayuntamiento. Para ello, la agrupación, reunida en asamblea tendría que encargar al ayuntamiento la preparación del presupuesto para realizar las obras.

En contraprestación, el Ayuntamiento solicita a la agrupación que retire la alegación interpuesta contra el acuerdo de Junta de Gobierno por el cual se reubica el motor de los regantes. En el proyecto inicial el motor fue sacado del polígono y puesto fuera del ámbito de actuación urbanística. Sin embargo la nueva perforación no funciona adecuadamente y los regantes de la zona Oeste no pueden regar.

El acuerdo propone mantener el pozo en su antigua ubicación con las adecuaciones necesarias para que no cause molestias a los vecinos. Según el alcalde, Francesc Baixauli, “los regantes tienen derechos adquiridos desde hace muchos años, y no podemos dejar sin regar a los agricultores”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here