Silla busca la forma de recortar el capítulo de Personal y advierte de que no podrá pagar la extra de Navidad

0
81

El nuevo equipo de Gobierno se ha encontrado con una difícil situación económica. Con una deuda viva de 12, 8 millones de euros y facturas pendientes de pago de más de 4, 2 millones, el Consistorio se ha visto obligado a recortar gastos de todas las partidas. Sin embargo, uno de los mayores quebraderos de cabeza es el capítulo de Personal que tiene una estructura “imposible de mantener” hoy en día.
Así, desde la Concejalía de Hacienda, su responsable, Marcos Zaragoza, ya ha advertido de que están estudiando, junto al jefe de Personal, la manera de recortar gastos en este capítulo y ha advertido de que, aunque las nóminas están garantizadas hasta final de año, el Ayuntamiento no va a poder abonar la paga extra de Navidad a sus trabajadores.

De momento, han suprimido la figura del Gerente del Ayuntamiento creada por el anterior alcalde, Francisco Baixauli, y que ocupaba un técnico municipal que ha vuelto a su puesto de funcionario cobrando lo que corresponde a su categoría, 44.000 euros brutos al año y no los 65.000 que percibía como Gerente, lo que permite ahorrar a las arcas municipales 21.000 euros al año.

Junto al jefe de Personal, el equipo de Gobierno analizará las posibilidades para recortar el capítulo I del presupuesto municipal que pueden pasar por la no renovación de los contratos temporales o revisar los complementos de productividad que perciben los trabajadores municipales.

Con la situación actual, es difícil incluso pagar las nóminas, según han reconocido desde el equipo de Gobierno, pero con la ayuda de alguna línea ICO o algún préstamo bancario, tiene el compromiso de garantizarlas hasta final de año aunque, eso sí, advierten de que no tienen capacidad para asumir la paga extra de Navidad.

De hecho, en junio, cuando los funcionarios deben cobrar la paga extra de verano, el Consistorio no tenía bastante dinero en la cuenta para asumir este gasto más las nóminas por lo que se vio obligado a pedir un adelanto a la entidad bancaria de 400.000 euros a cuenta de los ingresos por el Impuesto de Bienes Inmuebles que los ciudadanos deben pagar a finales de este mes de julio.
“Medidas impopulares”

Aunque el alcalde, Serafín Simeón, ha reconocido que se trata de “medidas impopulares” ha explicado que “si no se empiezan a aplicar soluciones de carácter urgente, el barco se hunde y este Gobierno está aquí para sacar a flote el Ayuntamiento”.

Entre las medidas que han empezado a aplicarse o se aplicarán en breve se encuentran la reducción de 108.000 euros anuales en los gastos del Conservatorio Municipal la propuesta de la cancelación de la tarjeta dorada para los mayores de 65 años que supondrá un ahorro para el Consistorio de aproximadamente 80.000 euros al año.

En el capítulo de fiestas, la Concejalía decidió reducir el importe destinado a las fiestas, anulando la actuación del cantante Manu Tenorio el día 4 de agosto cuyo importe ascendía a 16.000 euros, y celebrar el Pregó en el Teatro de la Plaza para ahorrarse los casi 2.000 euros que suponía el montaje del acto. Por otra parte, desde la Concejalía de Urbanismo se va a proceder a la rescisión del contrato del alquiler de la oficina de la vivienda por su baja rentabilidad.

Silla tiene una deuda viva por encima de los 12.800.000 euros, además de una póliza de crédito de 1, 5 millones con vencimiento este próximo mes de diciembre de 2011. A esto hay que añadir un total de facturas pendientes de pago por encima de los 4.210.000 euros.

El nuevo equipo de Gobierno asume la situación tan difícil en la que se encuentra el Ayuntamiento, pero aceptan el reto que va a suponer el revertir esta situación durante estos cuatro años de la legislatura.

Por su parte, Zaragoza plantea unos puntos clave para empezar a solucionar la situación “caótica” en la que se encuentra el Consistorio: “vamos a mejorar la eficacia de los recursos públicos, se analizarán alternativas de la gestión de los servicios públicos y se optimizarán los recursos para conseguir reducir los elevados gastos del Ayuntamiento, todo ello, se conseguirá con una gestión personalizada y profesionalizada”.

La gestión que se plantea desde la concejalía de Hacienda va a consistir en evaluar y racionalizar la plantilla de personal y revisar los contratos de compra de suministro de material y servicios. Por otra parte, se analizarán las prestaciones de servicios que lleva a cabo el Ayuntamiento. Además, se revisarán los tipos y tarifas, así como su vinculación y relación a los servicios públicos y se gestionará con mayor eficacia el patrimonio municipal.

“Es por ello que este equipo de gobierno siguiendo la línea de actuación que ha mantenido desde el inicio de la campaña, siguiendo un orden, rigor y sobre todo transparencia, ha brindado la oportunidad a los diferentes grupos políticos de la oposición, para llevar a cabo una misma línea de actuación y compromiso”, ha declarado Simeón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here