Silla asegura que el fax de alerta de la Conselleria por fuertes lluvias llegó cuando ya había acabado la tormenta

0
78

El Ayuntamiento de Silla ha informado de que el fax de la Conselleria de Gobernación alertando de la situación de emergencia por fuertes lluvias llegó a Alcaldía a las 00.58 horas del sábado, es decir, horas después de que hubiera acabado la tormenta que dejó 165 litros por metro cuadrado entre las 21 y las 22.30 horas, por lo que “no se pudo avisar a los vecinos para que estuvieran preparados”.
Las lluvias provocaron en el municipio múltiples desperfectos en casas, bajos, garajes, vehículos aparcados en la calle y mobiliario urbano.

Tras las dudas expresados por los vecinos de Silla sobre la eficacia de la red de evacuación de pluviales los servicios municipales han informado de que la fase de obras de la red de evacuación de pluviales funcionó dentro de sus posibilidades técnicas, “pero esta fase de obra realizada no es capaz de asumir en su totalidad el agua que cayó en tan corto espacio de tiempo sumada al agua que venía de Picassent, de Alcàsser y de la autovía”.

Otra preocupación vecinal era saber si las compuertas de la acequia de la Rambleta al inicio de la población permanecían cerradas. Desde los servicios municipales se informa que las compuertas permanecieron cerradas durante todo momento, al igual que permanecen cerradas durante todo el año, independientemente si hay o no lluvias, pero el caudal de agua era tan elevado, que desbordó los canales que provenían de Picassent, Alcàsser y la autovía, y esa agua llegó a Silla por superficie.

Una vez que desapareció las aguas de las calles y bajó el caudal de la acequia de la Rambleta, se procedió, a la 1.15 horas, a una ligera apertura de las compuertas, dada la insistencia de la jefatura de carreteras, debido al colapso y corte de la autovía V-31. Compuertas que se volvieron a cerrar a las 3.45 horas.

“La fase de obras de pluviales realizada permitió que el desagüe posterior fuera rápido, pero no es la solución global al peligro de inundación del municipio y tampoco es la solución definitiva a la temida gota fría. Es evidente que gracias a las pluviales se han evitado otras inundaciones con lluvias de menor rango y en esta ocasión se evitaron 30 centímetros más de altura del agua en Rambla y San Roque”, según los técnicos municipales.

Además, se ha permitido reducir al mínimo el tiempo que el agua ha alcanzado su máximo en la población y, además, ha sido en corriente, por lo que al no estancarse ha producido menos daños ya que la corriente permite que no entre el agua por los desagües de las casas ni por los ramales aunque el efecto negativo es que arrastra mobiliario urbano y vehículos.

A las 21 horas desde el Ayuntamiento, se activo el protocolo de emergencia a tiempo, movilizando a toda la plantilla de la policía local, servicios generales y obras, brigadas de limpieza vial y la contrata del grupo hidráulico Aquagest Levante que estuvieron actuando toda la noche del viernes hasta la madrugada y todo el sábado y parte del domingo.

Sin embargo, el fax de aviso de emergencia por parte de la Conselleria de Gobernación llegó una vez pasadas las lluvias, concretamente a las 00.58 horas a alcaldía. Por esta razón, no se pudo avisar a tiempo a los vecinos de que estuvieran preparados para una situación crítica.

Desde el Ayuntamiento, en su oficina de atención al ciudadano, se informará a todos los vecinos afectados que lo necesiten de los pasos a seguir para posibles reclamaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here